El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page - ABC

Los enfermeros de Castilla-La Mancha advierten del «colapso» de los centros por los recortes de personal

El Satse demanda mayor dotación en las plantillas para atender la campaña de vacunación contra la gripe

MadridActualizado:

Los recortes que el Gobierno del socialista Emiliano García-Page está aplicando en la Sanidad de Castilla-La Mancha están ya teniendo consecuencias negativas, según denuncias de los colectivos afectados. El primero en levantar la voz ha sido el Sindicato de Enfermería (Satse) que, en un escrito enviado a la directora gerente del Servicio de Salud y al que ha tenido acceso ABC, advierte de «la posibilidad de colapso» en los centros hospitalarios, con motivo de la campaña de vacunación de la gripe.

La causa de este posible colapso es, a juicio de esta organización, «la falta de personal, puesto que las plantillas están bastante desequilibradas por la disminución de la contratación que esta realizándose en esta etapa del año». Esta campaña contra la gripe «requiere un alto número de actuaciones. En la campaña de 2015 se dispuso de más de 350.000 dosis, por lo que se incrementa de forma muy importante la actividad en los centros de atención primaria».

Los enfermeros han mostrado su preocupación y señalan que es «necesario una adecuada dotación de plantillas, así como una sustitución completa de todas las bajas e incidencias que se produzcan, pues con la campaña de la gripe la posibilidad de colapso de los centros es mucho mayor y podría afectar al correcto funcionamiento y a la atención a los ciudadanos».

Garantizar la atención

Satse pretende con su denuncia «fijar la atención para que se analice la situación descrita de forma apropiada, para que los profesionales dispongan de las condiciones adecuadas en los centros y se garantice la atención de los ciudadanos durante la campaña de vacunación de la gripe». Además, se ponen a disposición de los responsables sanitarios «para colaborar en cualquier decisión o medida para la mejora del funcionamiento de las condiciones de trabajo de nuestros centro y para la mejora de la atención de la población».

ABC ya publicó el pasado 7 de octubre una resolución de la dirección del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) del Complejo Hospitalario de Toledo, en la que prohibía contratar personal temporal para ajustar el gasto.

El problema radica en que si no se aplican estos recortes podría producirse una desviación presupuestaria y no se podrían cumplir los objetivos de déficit en el Servicio de Salud. En la citada resolución se especifica que esta prohibición afecta, con carácter general, a «la contratación de personal temporal de las categorías de personal sanitario diplomado y técnico y para las de gestión y servicios en la Gerencia de Atención Especializada de Toledo».

Desviación del gasto

Igualmente, en el caso del Hospital Universitario de Guadalajara, la UGT confirma que «el gerente nos informa que tras la desviación del gasto económico se precisa que en el último trimestre del 2016 se ajuste el cumplimiento del mismo para poderlo manejar».

Por ello, en el capítulo I «se ajustarán las jornadas quirúrgicas; reducir y valorar la cobertura de las incapacidades temporales. Se van a ajustar las guardias de los residentes a 4 en lugar de 6 y los refuerzos de verano no se van a prorrogar».

En el capítulo II, «se aconseja control del acopio de productos (material), incluso la posibilidad de intercambio entre gerencias antes de generar nuevos pedidos. Se solicitará lo estrictamente necesario».

En el capítulo IV, «el gasto de farmacia hospitalaria ha aumentado. Se analiza y se detectan los puntos en los que se puede incidir para intentar contenerlo. La receta también ha aumentado en torno a un 5%, controlarán la prescripción».

Protesta sindical

A la vista de estos anuncios, los sindicatos CCOO, UGT, USAE, Satse y CSIF solicitaron ayer la «convocatoria urgente» de la Mesa Sectorial del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) ante la «suspensión en la contratación de personal».

Estos sindicatos aseguran en nota de prensa que «la instrucción que ordena la suspensión de la contratación en todas las gerencias de personal de enfermería, técnicos y personal de gestión y servicio con la exclusión de los facultativos» no se les ha remitido.

«Suspender la contratación de todo este personal puede tener graves consecuencias para la prestación del servicio público al no poderse realizar sustituciones necesarias», indicaron las diferentes organizaciones sindicales, reiterando que «no se ha informado de esta decisión ni se ha remitido la instrucción, que ha sido enviada exclusivamente a los responsables de las gerencias».

Desde los sindicatos exigen a través de un escrito que se informe de las causas de una decisión que «tiene graves consecuencias en la organización del trabajo, al no poder proceder las gerencias a la contratación de personal».

El Gobierno de Page lo niega

El Gobierno de Page negó que estos recortes se estén produciendo y, en una nota enviada a ABC, aseguró que «la instrucción aprobada busca principalmente homogeneizar los nombramientos temporales, en ningún caso restringirlos". Como ejemplo, aludió a la autorización de «cerca de 100 nombramientos. Ninguna empresa de Castilla-La Mancha ha contratado esta cantidad de profesionales en un día».

Igualmente, señalan que «dicha instrucción tiene un ámbito de organización interno. De hecho, no crea ninguna norma nueva ni interpreta ninguna preexistente. Simplemente, se reitera lo establecido en la Ley de Presupuestos Generales de Castilla-La Mancha en lo relativo al personal temporal».

Finalmente, subrayan que el servicio de salud, «en ningún caso y bajo ningún concepto ha amortizado ninguna plaza ni ha despedido profesionales. Es más, ha estabilizado más de 1.500 puestos y ha creado 822 plazas hasta el 30 de junio del presente año».