El Día de la Tierra llega este año con una lluvia de meteoros
El Día de la Tierra llega este año con una lluvia de meteoros - ABC

Día de la TierraEl «engaño comunista» que se convirtió en el Día de la Tierra

La fecha coincide con el aniversario de Lenin en el calendario gregoriano. Este año, la jornada coincide con una lluvia de meteoros a modo de celebración

MadridActualizado:

Un día para pararse a pensar. La reflexión sobre el medio ambiente no es algo que estemos acostumbrados a hacer en nuestro día a día, pero no está de más tener una jornada para ello, un día en el que quizás pensemos dos veces lo de tirar un papel al suelo o no reciclar la lata de refresco. El Día de la Tierra sirve para ello y se viene realizando desde 1970.

La casualidad ha sido culpable esta vez de que este 22 de abril, fecha de la celebración, llegue acompañada de una lluvia de meteoros. Un espectáculo que servirá de premio al que acabe concenciado el día... aunque también lo podrá disfrutar el que no piense ni dos segundos en el medio ambiente, sea o no el Día de la Tierra.

El planeta atravesará una nube de escombros del cometa Thatcher (C/1861 G1), que se acerca al Sol cada 415 años y que nos deja cada año una lluvia de meteoros a la que conocemos como «Líridas». Estas partículas, que no son muy superiores a un grano de arena, se adentrarán en la atmósfera a una velocidad de 49 kilómetros por segundo y dejarán una estela en forma de lluvia de estrellas. No es la más espectacular de las que vemos cada año, pero sí una de las que más se aprecian, aunque en esta ocasión se verá menos al coincidir con Luna llena.

Fecha polémica

Una ocasión especial para celebrar el Día de la Tierra este 22 de abril, aunque se trata de una fecha que no todos quisieron adoptar. La coincidencia de la primera celebración el 22 de abril de 1970 con el centenario del nacimiento de Lenin en el calendario gregoriano hizo que muchos minusvaloraran la propuesta de su creador, el senador Gaylord Nelson, la hizo pública.

La fecha se eligió según el calenario universario, ya que la entendía como un encuentro entre profesores y alumnos. Nelson quería que fuese una jornada que no coincidiera con ningún tipo de celebración religiosa, ni tampoco estuviera en mitad de los exámenes o las vacaciones. No cayó en la cuenta, sin embargo, en el nacimiento de Lenin, en plena Guerra Fría.

La revista «Time» calificó al evento como un «engaño comunista», ya que entendía que no se trataba de una casualidad, mientras que el por entonces director del FBI, John Edgar Hoover, fue tachado como el «responsable» del rumor, al entenderse que las autoridades americanas controlarían a los que acudieran a las manifestaciones de 1970.

Más de siete millones de árboles

Este Día de la Tierra también coincide con la firma de los Acuerdos de París sobre cambio climático, en Nueva York. Aprobados en la capital gala en diciembre del año pasado, los 196 estados que participaron se comprometieron a limitar el aumento de la temperatura global por debajo de los dos grados.

La ONU quiere dar relieve a la importancia de los árboles –de ahí que el lema de la celebración de este año sea «Los árboles para la Tierra»– y pretende que los gobiernos y las organizaciones planten 7,8 millones de árboles durante los próximos cinco años. Así, San Cristóbal y Nieves, por ejemplo, ha anunciado que plantará un árbol por cada habitante censado en ambas islas. O sea, 55.000 árboles.