Laura Worsley junto a su hija Ivy
Laura Worsley junto a su hija Ivy - UHCW

Consigue ser madre después de sufrir trece abortos en diez años

Con la ayuda de médicos e investigadores, una mujer británica ha conseguido dar a luz a su hija tras tiempo de lucha

Actualizado:

El sueño de Laura Worsley se ha cumplido después de diez años: ha conseguido ser madre. Esta británica de 35 años ha sufrido trece abortos en este período de tiempo, pero finalmente ha dado a luz a su pequeño milagro, su hija Ivy.

Fue en el año 2008 cuando Worsley se quedó embarazada por primera vez, sufriendo semanas después su primer aborto. A pesar de ello, ella y su pareja Dave siguieron intentándolo, pero tuvo tres abortos más en los dos años siguientes.

Ante esto, los médicos comenzaron a investigar, y un grupo de investigadores del Hospital Universitario de Coventry y Warwickshire (UHCW) descubrieron que sufría el síndrome de Hughes –también conocido como síndrome de la sangre pegajosa–. Uno de los síntomas de esta enfermedad es, precisamente, el de producir abortos. Durante esta investigación, Laura perdió otros dos bebés, en esta ocasión en un avanzado nivel de gestación.

Posteriormente se le realizaron más pruebas, que revelaron que la mujer padecía intervillositis crónica histocitaria, una enfermedad de origen inmunológico que era la causante de que su cuerpo rechazara los embarazos.

Los médicos le proporcionaron esteroides para fortalecer el revestimiento de su útero. Gracias a ello, Laura se quedó embarazada por decimocuarta vez en marzo de 2018, finalizando su gestación con éxito al dar a luz a su hija. Ivy nació en septiembre de ese mismo año tras siete meses y medio de embarazo, pesando tan solo 652 gramos. La pequeña permaneció once semanas en la incubadora en cuidados intensivos hasta que su estado no peligró. «Incluso ahora, nueve meses después, no puedo creer que pude ser mamá», explicó Worsley a los medios locales.

Asimismo, la británica quiso agradecer todo el esfuerzo de los profesionales médicos que la han ayudado a hacer cumplir su sueño «No puedo agradecer lo suficiente a los investigadores y los equipos de maternidad en el Hospital Universitario, me han ayudado a tener el bebé que siempre soñé. Es muy importante para mí que esto sirva de ejemplo para cualquier otra persona que experimente lo que yo pasé».