Los donativos privados a Cáritas aumentan un 3,5%; los públicos caen un 2,9%
Alfonso Millán, obispo de Barbastro-Monzón y delegado de Cáritas, acompañado del presidente y el secretario general de Cáritas Española, Rafael del Río, en la presentación de la Memoria 2011 esta mañana en Madrid - efe
memoria anunal 2011

Los donativos privados a Cáritas aumentan un 3,5%; los públicos caen un 2,9%

Esta institución de la Iglesia recibió el año pasado 250,7 millones de euros, con los que ayudó a 6,4 millones de personas

madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«Cuando Cáritas actúa es la Iglesia en su totalidad la que sirve». Así de contundente se mostró este martes el delegado de Cáritas en la Comisión Episcopal de Pastoral Social, y obispo de Barbastro-Monzón, monseñor Alfonso Millán, al presentar la Memoria 2011 de esta institución de la Iglesia. Y no es para menos a la vista de los buenos resultados que arroja el balance de sus actividades el año pasado.

En pleno apogeo de la crisis económica, Cáritas invirtió 250,7 millones de euros, un 1,28% más que en 2010. El 66,3% de esos fondos (166,3 millones) procedieron de donantes privados, un 3,8% más que el año anterior. En «tiempos de recortes» los donantes de Cáritas han aumentado considerablemente su aportación, afirmó el secretario general de esta institución, Sebastián Mora.

La financiación de origen público, en cambio, fue en retroceso, pese a que en ella se contabilizan los ingresos que recibe Cáritas de la Administración Central por la «X» en la casilla de otros fines sociales que marcan los contribuyentes y cuyo monto el año pasado aumentó un 8,37% (20,1 millones de euros).

Un 4 % más de voluntarios

Aun así, los fondos públicos sufrieron una regresión general del 2,79%, fundamentalmente por un menor apoyo de las administraciones autonómicas y locales, cuya financiación, en concreto, cayó un 6,4% con respecto al año anterior. Del total del presupuesto gestionado por Cáritas (250,7 milllones de euros), los fondos aportados por las distintas administraciones suponen apenas un 33,7% (84,5 millones de euros). «Ha decrecido la ayuda pública como todas las políticas sociales en este año. Las políticas dedicadas a las personas más pobres son esenciales para una sociedad que se quiera llamar solidaria», apuntó Mora.

Con los ingresos obtenidos, Cáritas atendió a nada menos que 6,3 millones de personas, 4,5 en terceros países y 1,8 millones en España sobre todo a través de programas de Atención Primaria (42,5 millones de euros), Empleo e inserción Laboral (42,5 millones de euros) o Vivienda (2,6 millones de euros).

Además aumentaron un 4% el número de voluntarios (64.251). «Son los verdaderos protagonistas que se unen al carro de la caridad y el compromiso», destacó Mora, quien también señaló la «máxima austeridad» con la que funciona esta institución. Por cada euro que invirtió Cáritas el año pasado, solo se destinaron 6,3 céntimos a gastos de administración y servicio.