Imagen de archivo
Imagen de archivo - ABC

Baleares creará una red de playas en las que no se podrá fumar

Los ayuntamientos costeros que quieran adherirse a esta iniciativa deberán comunicarlo previamente al Gobierno regional

Palma de MallorcaActualizado:

Los fumadores de Baleares lo tienen cada vez más difícil. Si ya no podían fumar desde hace tiempo en espacios cerrados, ahora no podrán hacerlo tampoco en espacios abiertos, o como mínimo en algunas playas del Archipiélago. El Gobierno regional, que preside la socialista Francina Armengol, ha anunciado la puesta en marcha de una nueva iniciativa, la red de playas sin humo, que en principio podría ponerse ya en marcha este próximo verano.

La consejera de Salud, la socialista Patricia Gómez, y el consejero de Medio Ambiente, el ecosoberanista de MÉS Vicenç Vidal, se han reunido este martes con la Federación de Entidades Locales de las Islas Baleares, para dar a conocer esta medida entre los ayuntamientos costeros de las Islas y animarles a que se sumen a la misma. Los consistorios que deseen adherirse a esta nueva red tendrán que realizar previamente una solicitud a la Dirección General de Salud Pública y Participación.

Según han explicado a ABC fuentes oficiales de la Consejería de Salud, podrá prohibirse fumar tanto en playas enteras como en tramos concretos de determinadas playas. Los requisitos que tendrán que reunir esos espacios costeros serán tres, que sean playas de arena, de fácil acceso y de delimitación sencilla. Las citadas fuentes han recordado que por ahora no hay en Baleares ninguna ordenanza municipal que prohíba fumar en las playas, por lo que los posibles futuros infractores no podrán ser multados.

Un hábito perjudicial

El Gobierno balear ha indicado, a través de un comunicado, que «esta medida, que ya está en marcha en Galicia y Murcia, irá acompañada de un material informativo y gráfico que se pondrá al alcance de los ayuntamientos para que éstos puedan dar a conocer dicha iniciativa a la población». Asimismo, «se ha previsto una página web donde se indicarán las playas adheridas para que la ciudadanía las conozca».

La consejera de Salud ha explicado que «el objetivo es incrementar los espacios libres de humo y que la gente sea consciente de la importancia de abandonar un hábito perjudicial y adoptar un estilo de vida saludable». Además, ha recordado que esta medida evitará el peligro que suponen las colillas para los niños pequeños que juegan en la arena, ya que las colillas pueden ser tragadas accidentalmente.

Gómez ha recalcado que esta nueva iniciativa del Gobierno regional tiene un carácter piloto y es voluntaria. «Los ayuntamientos pueden decidir qué parte de su litoral se adhiere a la red», ha señalado. Una vez dado ese paso, los consistorios velarán para que en esos sitios no se fume, si bien, como se ha indicado, la Policía Local no podrá sancionar a los fumadores, ya que no infringirían ninguna normativa.

Por su parte, desde la Consejería de Medio Ambiente han valorado «la repercusión positiva que la red de playas sin humo puede tener en el entorno natural, puesto que las colillas son el residuo más abundante de la basura marina, incluso por delante de los plásticos, y sólo se precisa una para contaminar ocho litros de agua». Además de los motivos de salud y medioambientales, los promotores de la red de playas sin humo destacan motivos relacionados con la convivencia. Así, han recordado que las playas sucias generan malestar en las familias y también que cada vez son más valoradas las playas sin humo como reclamo de un turismo familiar.