Así ha avanzado el número de extranjeros por países desde el «boom» de la inmigración en España

Venezuela se convierte en el quinto país de origen más frecuente por su crecimiento vertiginoso

Actualizado:

El éxodo por el régimen chavista ha convertido a Venezuela en el quinto país de origen más frecuente en España. Ya son 323.575 empadronados, el doble que hace tan solo cuatro años. Solo les superan en número los marroquíes, rumanos, colombianos y ecuatorianos.

El número de venezolanos creció por encima del 20% en 2018, igual que ocurrió el año anterior. En estos dos años han dejado atrás a dos de las comunidades extranjeras habituales en el top diez, argentinos y británicos, asentadas incluso antes del «boom» migratorio del siglo XXI. Ambas han crecido este año, aunque más discretamente. A pesar del Brexit, en los dos últimos años el número de nacidos en Reino Unido ha contenido su caída continúa en la última década. Llegaron a ser más de 400.000 en 2011 y hoy son poco más de 250.000 sus residentes en España, según el avance de los datos del padrón del INE a 1 de enero de 2019.

El descenso en esta década, ya contenido, no solo afecta a los británicos, sino a la mayoría de nacidos en países de la Unión Europea. Su peso es cada vez menor, principalmente debido a la salida de rumanos en los últimos años. En el último año se han ido otros 10.000, menos que en los años anteriores, cuando tanto su entrada masiva como su marcha se movía en decenas de miles cada año. Hoy son poco más de 580.000. Siguen siendo la segunda comunidad más numerosa, pero llegaron a ser la primera entre 2008 y 2013, y superar la cota de 800.000 residentes. Durante más de un lustro se instalaron de cien mil a cien mil al año.

Especialmente acusado también ha sido el descenso de la población alemana. Hoy son la decimotercera comunidad más numerosa, cuando se había mantenido estable en la séptima posición hasta 2013. El último año también decayó ligeramente, igual que el número de portugueses y búlgaros. Junto con los rumanos, son los únicos países con una significativa población en España cuyas comunidades menguaron en 2018.

Por el contrario, los italianos son otro año consecutivo la comunidad de la UE que más creció el último año, y una de las pocas que lo ha hecho de forma constante durante la crisis. Aunque su peso en el conjunto sigue siendo menor. Son 135.000, la decimosexta comunidad más numerosa. Los franceses, una comunidad estable, no han tenido grandes variaciones en las dos últimas décadas, siempre en torno a las 200.000 personas.

Hace 20 años, antes del boom migratorio, los países europeos copaban el top de comunidades más numerosas. Entre los diez primeros estaban Francia (2º), Alemania (3º), Reino Unido (4º), Portugal (6º) y Suiza (7º). Hoy ya solo Francia y Reino Unido se mantienen en los diez primeros puestos. En 1998 el primero era Marruecos, y hoy lo sigue siendo.

Marruecos y América

El número de personas nacidas en Marruecos ha ido creciendo de forma sostenida en las dos últimas décadas, sin grandes aluviones temporales como ha ocurrido con otras comunidades, como la inmigración rumana o de países de Iberoamérica. Sin embargo, el crecimiento del último año ha sido propio de tiempos antes de la crisis. En el padrón de 2019, el número de personas nacidas en Marruecos es de 874.032, casi 50.000 más que el año anterior. Aumentan su distancia con los rumanos y también con los ecuatorianos, que han sido superados el último año por los colombianos.

La comunidad ecuatoriana, la cuarta más numerosa, aunque descendió con la crisis, se ha mantenido estable en torno a los 400.000. Los colombianos, desde este año el tercer país de origen más frecuente, sí ha seguido creciendo durante estos años. El último ha subido un 10%, 45.000 personas, hasta superar las 440.000, la mayor crecida en porcentaje después de los venezolanos entre los países del top 20.

Los peruanos también han crecido significamente el último año. Ya son más de 220.000 y han arrebatado el octavo puesto a los franceses. República Dominicana, Bolivia, Cuba y Brasil están entre las 15 nacionalidades más frecuentes en España. Los americanos son 2,8 millones, por delante de los europeos, 2,1 millones (1,8 millones de la UE), y los africanos, 1,2 millones empadronados (875.000 de Marruecos).