La Audiencia de Navarra ha confirmado la libertad provisional de «La Manada» - Vídeo: EP

La Audiencia de Navarra confirma la libertad provisional para los miembros de «La Manada»

La decisión, al igual que el auto anterior, cuenta con el voto particular del presidente de la Sala Segunda

PamplonaActualizado:

Por el momento, los cinco integrantes de La Manada continuarán haciendo su vida habitual en Sevilla después de que esta mañana los magistrados de la Sala Segunda de la Audiencia de Navarra, la misma que les juzgó, hayan rechazado los recursos de súplica que interpusieron todas las partes acusatorias, incluida la Fiscalía.

Dicho recurso rechazaba la puesta en libertad de los cinco integrantes de La Manada alegando que existía riesgo de fuga, peligro de reiteración delictiva y que las penas, acordadas en 9 años de prisión, podrían verse aumentadas a raíz de los recursos interpuestos contra la sentencia del pasado 26 de abril.

Sin embargo, los magistrados de la Sala Segunda consideraron que las medidas cautelares impuestas eran suficientes para evitar estos peligros. Las medidas cautelares fueron el pago de una fianza de 6.000 euros, la obligación de presentarse en un juzgado de Sevilla tres veces por semana y la prohibición de entrar en la Comunidad de Madrid, además de la entrega de los pasaportes para que no puedan abandonar España.

Uno de los tres jueces del tribunal, el presidente de la Sala Segunda, mostró su oposición a la puesta en libertad de los cinco sevillanos mediante un voto particular. En esta ocasión, ha vuelto a presentar una opinión diferente ya que considera que no deberían haber salido de la cárcel.

Precisamente en estos momentos, los tres magistrados se encuentran deliberando el posible incumplimiento de las medidas cautelares por parte de uno de los integrantes de La Manada, el guardia civil. Antonio Guerrero acudió a una oficina de expedición de pasaportes para interesarse por el suyo, que lo tenía caducado.

La decisión de rechazar los recursos de súplica se toma dos semanas después de que las partes acusatorias, incluida la Fiscalía, presentaran un recurso para que Antonio Guerrero reingresase en la prisión por lo que consideran un incumplimiento de las medidas cautelares. Es decir, los magistrados han mantenido las mismas medidas cautelares incluso después de que el guardia civil se interesara por un nuevo pasaporte, algo que estaba expresamente prohibido en el auto por el que fueron puestos en libertad el pasado 21 de junio.