Anthony Blake y el pufo más «gordo» de la Lotería de Navidad
Anthony Blake, el mentalista que hizo creer que había adivinado el «gordo»

Anthony Blake y el pufo más «gordo» de la Lotería de Navidad

I.V. | MADRID
Actualizado:

Anthony Blake (o «Mago de la Mente», como prefiere autodenominarse) se planteó «el más difícil todavía»: adivinar el número que resultaría premiado en el Sorteo de Navidad de la Lotería Nacional del 22 de diciembre de 2002. Así lo reconoció en una entrevista concedida a ABC el 16 de diciembre de ese año: «Es el reto más importante de mi vida […] Si fuera una tomadura de pelo, para mí sería un drama. Si después de montar todo esto resulta un “bluf”, no me volvería nadie a mirar a la cara. Y profesionalmente sería la ruina y me tendría que ir de España».

La predilección del mentalista se produjo en el centro comercial La vaguada de Madrid y el resultado quedaría custodiado en una urna expuesta al público y vigilada las 24 horas del día por una cámara. Por si alguien no se fiaba, como era de esperar, la imagen sería emitida por la página web de Antena 3, la misma cadena que organizó, como no, un programa especial para el día del sorteo en el que se resolvería el reto.

Blake escribió su predicción, delante de las cámaras, en la primera página interior de su libro «Tu poder intituivo». El libro quedó guardado en una caja de madera cerrada con tres llaves: una guardada por Blake, otra por Mar Saura, presentadora del programa, y otra por la empresa de seguridad Securitas Direct. Y, por si fuera poco, la caja fue a su vez introducida bajo una urna de cristal, que quedó a la vista del público del Centro Comercial, custodiada por dos vigilantes jurados durante las 24 horas.

Lo cierto es que aquel reto captó rápidamente la atención de los medios de comunicación, que estuvieron toda la semana entrevistándole. ¿Sería un «bluf» o supondría «un cambio cualitativo y cuantitativo» en su estatus como mentalista?

«No hago esto por dinero», dijo a ABC para justificar el hecho de que no había comprado ningún décimo del número ganador. «Con toda la repercusión que tiene y tendrá el asunto creo que ya me ha tocado la Lotería», añadió, antes de negarse a darle el número al periodista que realizó la entrevista (…adivino puede, pero tonto no).

El día del sorteo, la urna fue trasladada a las 7:30 desde La Vaguada, en un furgón blindado, hasta el estudio de Antena 3 TV desde donde se realizaba. Se vio la llegada del vehículo al plató y cómo Blake no se acercaba en ningún momento a la urna. A las 10:30, los niños de San Ildefonso cantaron el «gordo», el 08.103, premiado con dos millones de euros.

Mar Saura recogió las tres llaves, abrió la urna, sacó el libro de Blake y enseñó el número: ¡coincidía! Los medios rápidamente destacaron la noticia. ¿Cómo era posible? Pues muy sencillo: «Antena 3 sospecha que el mentalista simuló acertar el "gordo" valiéndose de “un enano” escondido bajo la urna [...] El equipo de producción está “sorprendido y aterrado” por la zafiedad del truco [...] Pese a que la urna estuvo vigilada por guardias de seguridad, hubo un momento propicio para el “truco”: su traslado en un furgón blindado», comentaba El Mundo, el martes 24 de diciembre, en un artículo titulado « Adivinando a Anthony Blake».

Fueron los propios empleados de Antena 3 los que sembraron la duda y soltaron la liebre, al asegurar que, durante el traslado, dentro de la peana sobre la que iba la caja de madera se introdujo un enano. «Después de enterarme de esa teoría, no tengo mucho que decir, la historia del enano se cae por su propio peso», dijo Blake.

¿Moraleja? Ninguna. Ni «bluf» ni «ruina»… al año siguiente, como si nada, el «Mago de la Mente» comentaba la lotería de Navidad en Onda Cero.