El 46% de los infectados por el VIH tienen acceso a medicamentos
El 46% de los infectados por el VIH tienen acceso a medicamentos - EFE

La ONU advierte de que el número de infecciones de VIH entre adultos no disminuye

1,9 millones de adultos han sido infectados por el virus en los últimos cinco años

MadridActualizado:

El informe anual de ONUSIDA, la agencia de la ONU dedicada a luchar contra la pandemia, presentado este martes, en Ginebra, señala que aunque se han conseguido importantes logros en frenar la transmisión del virus de inmunodeficiencia humana ( VIH) en los niños, en el caso de los adultos el número de infecciones no disminuye.

Aunque en general, en adultos y niños, el descenso en el número de infecciones del virus ha sido del 40%, el mayor porcentaje desde que la pandemia alcanzara su máximo pico en 1997, los últimos análisis de ONUSIDA, realizados durante los últimos cinco años, demuestran que los nuevos casos entre adultos han cesado de declinar.

ONUSIDA advierte en su último informe que 1,9 millones de adultos han sido infectados por el VIH en los últimos cinco años y que el número de nuevas infecciones está aumentando en algunas regiones del mundo frente al grupo de los menores donde las nuevas infecciones han disminuido en un 70% desde 2001.

Las regiones que han registrado un mayor aumento en el número de infecciones entre adultos han sido las de Europa del Este y Asia Central con un incremento del 57% entre 2010 y 2015, seguidas de la región del Caribe, con un aumento del 9% y la de Oriente Próximo y África del Norte con un 4%.

Según ONUSIDA, desde 2010, en Latinoamérica, el número de nuevas infecciones del VIH entre adultos ha aumentado en un 2%, mientras que en las regiones de Norteamérica, Europa occidental y central y África occidental y central ha disminuido. En Sudáfrica, las infecciones han disminuido en un 4% y en Asia y la región del Pacífico en un 3%.

«Estamos haciendo sonar la alarma porque el poder de la prevención no hace efecto y si, en ese momento, se produce un resurgimiento del número de infecciones la epidemia será imposible de controlar», alertó el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibe, durante la presentación del estudio.

La epidemia de sida ha tenido un gigantesco impacto en el mundo durante los últimos 35 años, ya que desde sus comienzos 35 millones de personas han perdido la vida con enfermedades relacionadas con este virus y alrededor de 78 millones de personas han resultado infectadas.

En 2014, los sectores de la población más afectados por la pandemia eran los homosexuales u hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, los trabajadores sexuales y sus clientes, transexuales, drogadictos y presos. A nivel mundial, estos grupos sumaban el 35% de nuevas infecciones.

De acuerdo con el organismo, los hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres tiene 24 veces más de posibilidades de infectarse con este virus que un ciudadano normal. En la misma proporción se sitúa el grupo de los que se inyectan drogas, mientras que los los trabajadores del sexo corren un riesgo de 10 veces superior de adquirir el virus.

El estudio subraya que un 57% de personas portadoras del virus conoce su situación, 46% tienen acceso a medicamentos -frente al 37% en 2013- y que un 38% tienen un tratamiento de supresión del virus que hace que no sean vectores de transmisión. Por otra parte, los efectos de los antirretrovirales no serán visibles hasta dentro de unos años.