Una avispa asesina en el suroeste de Francia en 2009
Una avispa asesina en el suroeste de Francia en 2009 - reuters

Un hombre muere en Portugal atacado por abejas asiáticas

Los servicios sanitarios no pudieron hacer nada por él a pesar de que consiguió llegar por su propio pie hasta la puerta del domicilio

FRANCISCO CHACÓN
Actualizado:

Se encontraba un hombre de 63 años cortando hierba en las proximidades de su casa, en una aldea de la comarca de Vila Verde (cerca de Braga y Oporto, no lejos de Galicia), cuando fue atacado por un enjambre de abejas asiáticas. Poco después, fallecía José da Cunha Gomes, casado y ex emigrante en Estados Unidos.

Los agresivos insectos, que normalmente se sienten atraídos por la fruta madura, se hallaban en unos arbustos y el afectado entró en el enclave para removerlos y partir unas ramas.

Esta circunstancia provocó la reacción inmediata del enjambre, que se lió a picaduras con el habitante de Leiroínha Sao Pedro, pedanía del municipio de Cervaes.

El hombre aún fue capaz de caminar hasta la puerta de su domicilio, pero los servicios de emergencias y los bomberos no pudieron hacer nada por él, a pesar de intentar reanimarle durante más de media hora.

Esta especie, conocida también como abejas asesinas, se instaló en Europa en 2004, a causa de un cargamento de madera de Asia que llegó a la ciudad francesa de Burdeos.

Desde entonces, su población no ha hecho más que extenderse. De mayor tamaño, es negra con franjas anaranjadas, con la cabeza de este mismo color y las patas más bien amarillas.