Más de la mitad de los hospitales públicos que notificaron abortos son catalanes

La Generalitat ha duplicado las clínicas concertadas para realizar estas intervenciones

Actualizado:

La anterior consejera de Salud de la Generalitat, Marina Geli (PSC), se propuso que, a rebufo de la Ley Aído que reconoce el aborto como un derecho y lo integra en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS), Cataluña abanderara la práctica de estas intervenciones en la red hospitalaria pública. CiU no solo no ha contenido la tendencia sino que, coincidiendo con el gobierno de Artur Mas, el número de abortos y de centros (hospitales y ambulatorios) públicos o con financiación pública que los practican se ha doblado en esta comunidad. Así lo revelan las últimas estadísticas del Ministerio de Sanidad, que coinciden con los datos internos que maneja la consejeria de Salud.

Según el último i nforme sobre Interrupciones Voluntarias de Embarazo (IVEs) del Gobierno, consultado por ABC, el 50,5 por ciento de los centros públicos que declararon haber practicado abortos en el año 2012 se encuentran en Cataluña (46 de un total de 91).

La cifra contrasta con la notificada por otras comunidades como Madrid, Asturias o Andalucía, líderes durante años en la práctica de estas intervenciones, donde los centros de la red pública que comunicaron la práctica de IVEs durante ese mismo año no supera los 13.

Centros privados

Por lo que respecta a la cifra total de centros abortistas (públicos y privados), Cataluña sique en cabeza, con un total de 69 de los 188 que integran el registro estatal. La mayoría de los abortos que se notifican en España se siguen haciendo en centros privados, aunque la práctica de estas intervenciones se ha ido desplazando hacia el sistema sanitario público en los últimos años como consecuencia de la Ley Aído.

En el caso de Cataluña, a esta coyuntura legal se añade la voluntad del anterior equipo de Gobierno (PSC, ERC e ICV-EUiA) de potenciar la cobertura pública de estas operaciones.

El último informe del Ministerio sobre interrupciones de embarazos revela que, mientras en 2010 tan solo el 1,84 por ciento de los abortos registrados en España se practicaron en el sistema sanitario público, en 2012 ese porcentaje se disparó hasta alcanzar el 6,48 por ciento.

En el caso de Cataluña, en estos tres últimos años las intervenciones en la pública han crecido sustancialmente.

La prueba es que en 2012, de los 69 centros que notificaron abortos, 46 eran públicos y 23 privados, según los datos del último informe del Ministerio. Las cifras coinciden con las recogidas por el departamento de Salud catalán.

En época de recortes

Asimismo, desde 2010, coincidiendo con la subida al Govern de CiU y la época más cruenta de recortes, la Generalitat ha ampliado de dos a doce las clínicas con concierto autorizadas para realizar estas intervenciones con subvención pública.

La implantación del aborto farmacológico ha hecho también que crezcan notablemente las interrupciones de embarazo en esta comunidad. Este tipo de interrupción evita el paso por el quirófano y consiste en provocar el parto con la píldora abortiva RU-486.

De 769 intervenciones a 1.832 en 2013

Según consta en el documento «El proceso de desarrollo del aborto farmacológico en Cataluña», consultado por este diario, la cifra total de IVEs practicadas en centros hospitalarios se ha duplicado en los últimos tres años, pasando de 769 intervenciones realizadas en el año 2010 a un total de 1.832 en 2013.

Lo mismo ha ocurrido con la cifra total de centros (hospitalarios, extrahospitalarios y Unidades de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva, vinculadas tanto a ambulatorios como a hospitales) que realizan estas prácticas (se ha pasado de 34 a un total de 75), según los datos del Gobierno catalán.