La contaminación radiactiva de Fukushima llegará a Europa a través del mar, pero sin riesgos
La degradación de la resina de las juntas de los tanques, posible causa de los niveles elevados de radiación - efe

La contaminación radiactiva de Fukushima llegará a Europa a través del mar, pero sin riesgos

Los niveles de radiación en lugares más alejados a la central nuclear, incluido Tokio, no son preocupantes

Actualizado:

La contaminación radiactiva de Fukushimaa través del mar llegará con seguridad a Europa, pero lo hará de una manera tan «sumamente diluida» que no entrañará riesgos, ha indicado el ingeniero Eduardo Gallego.

El profesor de ingeniería nuclear de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid ha recalcado que «el problema» de Fukushima se circunscribe a la zona donde se encuentra la nuclear severamente dañada en 2011 por un terremoto y un tsunami.

En lugares más alejados, incluido Tokio, los niveles de contaminación «no parecen preocupantes», ha añadido Gallego, que visitó la zona afectada el verano pasado, como integrante de un proyecto de investigación sobre descontaminación de terrenos.

Subida en el nivel de radiación

La operadora de la central (TEPCO) ha detectado este miércoles una subida en el nivel de radiación en torno a unos tanques para almacenar agua contaminada similares al que sufrió recientemente una fuga de 300 metros cúbicos.

TEPCO ha apuntado a la posibilidad de que sea la resina que se utiliza en las juntas de estos tanques la que, al degradarse por entrar en contacto con el agua contaminada, irradie esos niveles tan altos.

Sobre este asunto, el profesor de la Politécnica ha expresado su sorpresa acerca de que la empresa eléctrica no tuviera en cuenta que pudieran ocurrir problemas con los tanques.

«La cantidad de agua contaminada que manejan es tan enorme que improvisaron tanques metálicos, montados en un tiempo récord y que luego, al parecer, no han tenido los necesarios chequeos para comprobar la ausencia de fugas u otro problema», ha dicho.

Ha cuestionado, por otro lado, que la gestión continúe en manos de TEPCO: «Sería mucho más lógico» que las tareas y decisiones estuvieran supervisadas por las autoridades niponas.

Situación «muy desoladora»

Durante su visita a la zona afectada, Gallego observó que la situación de las zonas aún precintadas, con miles de personas evacuadas de sus casas, seguía siendo «muy desoladora», sin actividad de ningún tipo.

Ha concluido que con la radiactividad ocurre como con cualquier otro contaminante: el problema no radica en su existencia sino en su nivel de concentración.

Un estudio publicado el 30 de agosto preveía también que la radiación de Fukushima llegará a EEUU, aunque sin peligro y en cantidades inofensivas para los estándares que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las partículas radiactivas de Cs-37 liberadas al mar debido al desastre de Fukushima se detectarán en 2014, tres años después, en la costa oeste de Estados Unidos, según las simulaciones elaboradas por un equipo de científicos liderado por el investigador del Instituto de Física Interdisciplinar y Sistemas Complejos del CSIC y la Universidad de las Islas Baleares Vicent Rossi.