El húngaro Zsolt «Popeye» Sinka con el personal de cabina de la «low cost» de Europa del Este
El húngaro Zsolt «Popeye» Sinka con el personal de cabina de la «low cost» de Europa del Este

Un húngaro tratará de lograr el récord Guinness moviendo un avión con los dientes

Zsolt «Popeye» Sinka intentará mañana desplazar un Airbus A320, con un peso superior a 50 toneladas

Actualizado:

Zsolt «Popeye» Sinka tratará de hincarle el diente al libro Guinness. Aunque eso le cueste, literalmente, la dentadura. Este ciudadano húngaro intentará este jueves 20 de junio en Budapest entrar en la prestigiosa lista de los más llamativos (y a veces absurdos) récords mundiales. ¿Cómo? Desplazando un avión Airbus A320, de aproximadamente 50 toneladas, con los dientes.

Sinka, que contará con el apoyo de la aerolínea Wizz Air, ya ha practicado con este sistema (una cuerda enganchada al aparato, que deberá morder) moviendo coches de bomberos y trenes. «Popeye» ha creado incluso un perfil de Facebook para que sus seguidores le transmitan su apoyo. La aerolínea de bajo coste que opera en Europa central y del Este le proporcionará el avión.

El responsable de comunicación de Wizz Air, Daniel de Carvalho, se lo toma con humor: «Es la primera vez que uno de nuestros pasajeros usa sus dientes para lograr un récord Guinness. Nuestro personal está emocionado y expectante de ver como Zsolt “Popeye” Sinka se está preparando para mover sobre el asfalto un Airbus A320 con más de 50 toneladas. Si tiene éxito será una victoria para toda la vida pero si fracasa probablemente le signifique tener que cambiar de dentadura».