Un nuevo sistema de becas favorecerá a las menores rentas y las mejores notas
El ministro de Educación, José Ignacio Wert, durante una intervención en el Senado - ANGEL DE ANTONIO
EDUCACIÓN

Un nuevo sistema de becas favorecerá a las menores rentas y las mejores notas

ABC accede al decreto de Educación que creará una nueva cuantía «variable» y elevará los requisitos académicos mínimos

Actualizado:

Después del proyecto de reforma educativa, el Ministerio de Educación prevé ahora un cambio revolucionario en el modelo de becas, tanto para enseñanzas medias como superiores. El borrador de decreto de becas para el curso 2013-14, al que ha tenido acceso ABC, no sólo eleva las notas míninas de acceso, sino que crea un nuevo sistema en el que la cantidad dependerá también de su rendimiento académico.

El cambio fundamental consiste en que, al contrario de lo que sucedía hasta ahora, se establecen dos partes en la beca: una fija, que se obtiene de forma autómática en función de los requisitos de renta familiar y cumpliendo unos mínimos académicos, y otra variable, que dependerá no sólo de la nota que obtenga el alumno, sino también de la del resto de becarios. De esta manera, a menor renta y mejor nota, mayor será la dotación de la parte variable de beca.

El borrador del decreto no establece ni número de beneficiarios ni el presupuesto total para becas. Para el presente curso es de 1.235 millones de euros y fuentes del Ministerio de Educación han apuntado que el próximo rondará una cantidad similar.

El texto sí especifica que el crédito disponible para el curso 2013-14 se asignará en primer lugar a la cobertura de las becas básicas, las de matrícula y las cuantías fijas ligadas a la renta y a la residencia del solicitante, y el resto se destinará a la nueva cuantía variable.

Para calcular esta cuantía variable, que tendrá un importe mínimo de 60 euros, se ha establecido una compleja fórmula matemática en la que entran todos estos elementos: la cuantía mínima que se establecerá cada año; el crédito total para distribuir; el número de perceptores de la cuantía variable; la nota media del estudiante y la de los mejores becarios, y la renta per cápita, tanto del solicitante como la renta per cápita máxima fijada para ser beneficiario de la cuantía variable.

La parte fija de la beca está compuesta, en el caso de las enseñanzas no universitarias, por la cuantía ligada a la renta (1.500 euros); la cuantía ligada a la residencia (1.500 euros) y la beca básica (200 euros). A cuál o a cuáles de estas cuantías tendrá acceso el solicitante dependerá del umbral de renta en el que esté. Además, se denegará la beca cuando la familia tenga inmuebles cuyo valor catastral supere los 42.900 euros, sin contar la vivienda habitual.

Para las enseñanzas universitarias, las cuantías fijas de la beca serán: una ligada a la renta (1.500 euros); otra ligada a la residencia (1.500 euros) y la beca de matrícula, que equivaldrá al precio público oficial de los créditos en que se haya matriculado el alumno por primera vez en el curso 2013-14. No formarán parte de la beca de matrícula los créditos que excedan del mínimo necesario para obtener la titulación de que se trate. Para los estudiantes de universidades privadas, la cuantía será igual al importe de los precios públicos oficiales mínimos para la misma titulación y plan de estudios en centros públicos de su comunidad autónoma.

A la introducción de la nueva cuantía variable se añade la elevación de los requisitos académicos mínimos para acceder a las becas, medida que ya se había anticipado en el anterior decreto. En el caso del Bachillerato, los alumnos de primer curso deben acreditar no estar repitiendo curso y haber obtenido una nota media de 6 en cuarto de Secundaria o prueba de acceso, en su caso. Tampoco podrán estar repitiendo curso los estudiantes de primer curso de enseñanzas profesionales de música y danza y grado medio de formación profesional, de artes plásticas y diseño y de las enseñanzas deportivas.

Los estudiantes de segundos y posteriores cursos organizados por asignaturas deben haber aprobado todas las asignaturas del curso anterior o tener un suspenso como mucho. Los alumnos de segundos y posteriores cursos organizados por módulos deberán haber aprobado al menos un número de módulos que supongan el 85% de las horas totales del curso.

Los alumnos de primero de Formación Profesional deberán haber obtenido 5,5 en segundo de Bachillerato, prueba o curso de acceso. También en el caso de la FP los estudiantes de segundos y posteriores cursos podrán recibir beca con un suspenso como máximo. Los de segundos y posteriores cursos organizados por módulos deberán haber superado el curso anterior al menos el 85% de las horas totales.

6,5 mínimo en la Universidad

La exigencia es aún mayor para las becas universitarias. Según el borrador del decreto, quienes se matriculen por primera vez de estudios oficiales de Grado deberán acreditar una nota de acceso a la Universidad de 6,5 puntos. Para los segundos y cursos posteriores, deberán haber superado el 100% de los créditos en los últimos estudios cursados, salvo en las enseñanzas técnicas, para los que se fija un 85% mínimo.

No obstante, se prevé también una alternativa: superar un porcentaje de créditos, que varía según la rama de conocimiento, y acreditar una nota media mínima de las asignaturas aprobadas. En el caso de Artes y Humanidades, habría que superar el 90% de los créditos y tener un 6,5 en las materias aprobadas; en Ciencias, un 80% y un 6,5; en Ciencias Sociales y Jurídicas, un 90% y un 6,5; en Ciencias de la Salud, un 80% y un 6,5, y Enseñanzas técnicas, un 65% y un 6.

El borrador del decreto recoge también una serie de ayudas para los alumnos con necesidad específica de apoyo educativo, bien sea por tener alguna discapacidad o por «altas capacidades intelectuales». También hay cuantías adicionales para los estudiantes insulares, de Ceuta y de Melilla.