El Papa Francisco pide «claridad y valentía» contra los abusos a menores

El Papa Francisco pide «claridad y valentía» contra los abusos a menores

El Santo Padre ha lanzado este mensaje durante el rezo en la plaza de San Pedro del Vaticano del Regina Coeli

Actualizado:

El Papa Francisco pidió hoy «claridad y valentía» a la hora de defender los derechos humanos y luchar contra los abusos sobre las personas, en particular sobre los niños, que son unos de los componentes de la sociedad «más vulnerables».

Durante el rezo en la plaza de San Pedro del Vaticano del Regina Coeli, la oración que sustituye al Ángelus en la Pascua, el papa quiso dedicar unas palabras a todos aquellos que han sufrido y sufren a causa de los abusos, precisamente en este domingo en el que se conmemora la Jornada de los Niños Víctimas de Violencia.

«Esto me ofrece la ocasión para dirigir mi pensamiento a quienes han sufrido y sufren a causa de los abusos. Querría asegurarles que están presentes en mi rezo», afirmó Francisco, al término de la misa celebrada junto a hermandades católicas de todo el mundo en este domingo lluvioso en el Vaticano.

«Pero querría decir también con fuerza que todos debemos comprometernos con claridad y valentía para que toda persona, especialmente los niños, que están entre las categorías más vulnerables, sea siempre defendida y atendida», agregó.

No es la primera vez que el Papa se refiere a la cuestión de los abusos sexuales. En abril solicitó a la Congregación de la Doctrina de la Fe «actuar con decisión ante los casos de abusos sexuales, promoviendo sobre todo las medidas de protección de los menores, la ayuda a los que en el pasado han sufrido tales violencias y los procedimientos debidos contra los culpables».

Asimismo, pidió «el compromiso de las Conferencias episcopales en la formulación y actuación de las directivas necesarias en este campo tan importante para el testimonio de la Iglesia y su credibilidad».

Beatificación de la primera mujer negra

El Papa recordó este domingo también la beatificación ayer en la pequeña ciudad brasileña de Baependi de la hija de esclavos Francisca da Paula de Jesús, conocida en el siglo XIX como «Nhá Chica», la primera mujer negra en alcanzar el título de beata en Brasil.

«Su vida sencilla estuvo enteramente dedicada a Dios y a la caridad, tanto que se la llamaba 'madre de los pobres'. Me uno a la alegría de la Iglesia en Brasil por esta luminosa discípula del Señor», dijo el pontífice argentino.

Francisco también aludió a la celebración de la fiesta de Pascua este domingo por parte de las Iglesias orientales que siguen el calendario juliano, a quienes envió un «saludo especial».