Los robots, ¿el futuro de las relaciones sexuales?

El sexo con robots está en auge, tanto es así que se prevé que en 2050 las relaciones con estas máquinas superen a las humanas

MadridActualizado:

Las muñecas hinchables ya forman parte del pasado. Ahora invirtiendo más de dinero puedes conseguir que el sexo sea más realista. Su creador, Matt McMullen, ha desarrollado una muñeca animada con inteligencia artificial creada para este fin. Su último proyecto, Realbatix es el primer robot sexual en llegar al mercado.

Según informa The New York Times, McMullen se centra en el desarrollo de un robot con un cuerpo similar al humano que tiene la capacidad de abrir y cerrar la boca. También está trabajando en incluir algo de inteligencia artificial de forma que se convierta en un asistente virtual dirigido a través de una aplicación móvil.

McMullen lleva en el negocio de las muñecas eróticas desde 1996. Ha vendido más de 5.000 muñecas a tamaño real cuyos precios varían entre 5.000 y 10.000 dólares. Los clientes pueden personalizar sus muñecas eligiendo el tipo de cuerpo, tono de piel, color de pelo y ojos.

El sexo con robots está en auge, tanto es así que se prevé que en 2050 las relaciones con estas máquinas superen a las humanas. Muchos creen que estos robots reemplazaran las relaciones humanas en un futuro, sin embargo, su creador afirma que tan solo se convertirá en una opción para personas que buscan algo diferente en su vida amorosa.

Una vez lograda la muñeca capaz de mantener relaciones sexuales, MccMullen quiere ir más allá. Recientemente puso en marcha un proyecto según el cual los robots tengan la capacidad de hablar con sus propietarios de manera romántica. «Va a ser una experiencia nueva increíble que nadie ha tenido antes», explicó. «Estamos buscando que nuestros robots mantengan una relación más allá de la física».

Sin embargo, este tema ha creado un debate moral en todo el mundo, ha sido objeto de controversia y no solo en los países con un punto de vista muy conservador. ¿Tendría sexo con un robot?¿permitiría que una persona se casase con un robot?, estas y muchas otras preguntas fueron expuestas en la conferencia «Love and Sex with Robots» ofrecida en la Universidad Goldsmiths, en Londres.

El científico Dr. David Levy predijo que en unos años los robots formarán parte de la vida cotidiana del ser humano. «Actualmente tenemos robots de compañía, una pareja robot sería la continuación lógica de esta tendencia», explicó durante el discurso de clausura de la conferencia. «En los próximas 10 años es perfectamente creíble que una persona desee tener a un robot como cónyuge, uno que sea paciente, amable, cariñoso, confiado, respetuoso y sin quejas».

La idea de un cónyuge programable plantea cuestiones éticas, especialmente en si se debería cambiar la ley para reconocer a un robot como a una persona.