Robots en una cadena de montaje
Robots en una cadena de montaje - EFE

Los robots no acabarán con el trabajo humano

Los empleos que se destruyan como consecuencia de la automatización se verán compensados, o incluso superados, por la generación de otras nuevas profesiones, según un informe sobre el futuro laboral de Adecco

MADRIDActualizado:

El mercado laboral que conocemos hoy en día experimentará un cambio radical en los próximos años. Los avances tecnológicos y la incorporación de nuevas generaciones de profesionales propiciarán la aparición de otros sectores que pondrán fin a la división tradicional de la economía y la robotización de muchas funciones será un hecho, tal y como se desprende del informe sobre el futuro del trabajo en España que ha presentado Adecco.

Más de la mitad de los responsables de recursos humanos consultados (65%) considera que la automatización del trabajo destruirá empleos tal y como hoy los conocemos, pero creará otros diferentes en igual medida. Gracias a esta tendencia se abrirá un amplio abanico de posibilidades para los trabajadores del futuro. Esto se debe a que los empleos que se destruyan como consecuencia de la robotización se verán compensados, o incluso superados, por la generación de otros puestos destinados a controlar estos procesos .

Entre las principales conclusiones del estudio se extrae que cuatro nuevos sectores en los que se engloban el tecnológico, el de I+D+i, turismo y ocio, salud y bienestar y el energético liderarán la creación de empleo en una franja de cinco a diez años. En este sentido, los perfiles cualificados relacionados con la tecnología y el ámbito digital, los perfiles vinculados al trato con personas y los especializados en marketing y ventas serán los que más relevancia alcanzarán.

El mayor filón de oportunidades lo concentrará el sector tecnológico. La Unión Europea calcula que se crearán 900.000 puestos de trabajo en este ámbito hasta 2020. En concreto, desde la patronal de empresas tecnológicas Aemetic prevén que desde 2013 a 2017 se necesitarán de 25.000 a 50.000 programadores y desarrolladores, entre 60.000 y 70.000 especialistas en marketing y comunicación, de 15.000 a 45.000 profesionales relacionados con el diseño visual y la creatividad digital y entre 10.000 y 14.000 profesionales relacionados con la estrategia y gestión de negocio.

Teletrabajo y colaboración por proyectos

La tecnología también cambiará los espacios y las relacionales laborales. Los expertos que han participado en el informe de Adecco auguran que la colaboración a distancia será la tendencia con mayor impacto con un gran avance del teletrabajo y de la colaboración con las compañías por proyectos puntuales. «La transformación tecnológica favorecerá la deslocalización del trabajo y permitirá crear comunidades de aprendizaje colaborativo», reza el documento. En este sentido, las relaciones laborales se basarán tanto «en la confianza en el trabajador por parte de las empresas como en el rendimiento del mismo».

Uno de los principales problemas al que se enfrentan ahora las empresas es el de la brecha entre la oferta y la demanda de trabajadores especializados. Es decir, no es capaz de encontrar los perfiles que busca. En el informe de Adecco se destacan profesionales relacionados con el trabajo digital, los analistas de «Big Data, los orientados a resolver problemas complejos en el campo de la ingeniería, los especialistas en redes sociales e incluso perfiles como los «youtubers».

También serán muy buscados los perfiles orientados al trato con personas, como es el caso de los «coaches», los facilitadores de empresas, los gestores de nuevas formas de trabajo o los psicólogos. En último lugar, los perfiles especializados en ventas o marketing, sobre todo, los especialistas cualificados en desarrollo de negocio y vendedores técnicos.

La conciliación de la vida personal con la carrera profesional también ganará importancia dentro de las empresas. En Adecco consideran que las empresas abrirán puertas para que sus empleados puedan flexibilizar sus horarios para fomentar la confianza y el buen clima laboral, retener el talento y en definitiva, aumentar la productividad.