James Rodríguez junto a Florentino Pérez durante la presentación
James Rodríguez junto a Florentino Pérez durante la presentación - afp
Real Madrid

Los pros y contras del fichaje de James

El fichaje de la estrella colombiana deja muchas incógnitas en el aire. ¿Qué pasará con Isco? ¿Di María? ¿Era necesario?

Actualizado:

Pros:

1- El Real Madrid se ha caracterizado históricamente por fichar a los mejores jugadores del mundo. Y James Rodríguez no es una excepción. La estrella colombiana ha despuntado en el Mundial de Brasil 2014 y proyecta un futuro prometedor. Con seis tantos anotados en cinco partidos se ha convertido en el segundo jugador más joven de la historia de los Mundiales en alcanzar esa cifra. Solo superado por la leyenda brasileña Pelé, que lo logró con 17 años. El colombiano, con 23 años de edad, es un jugador muy joven que todavía tiene mucho camino por recorrer. Acaba de empezar su carrera, pero cumple a la perfección los dos requisitos que se manejan en las oficinas de la casa blanca: bueno y mediático.

2- Es un jugador con una gran capacidad para asistir a sus compañeros. Durante el curso 2013-2014, como jugador del Mónaco, disputó 37 partidos en los que anotó 11 dianas y concedió 13 asistencias (0,35 por encuentro). Por tanto, sería el complemento perfecto para equilibrar el equipo. James Rodríguez es muy técnico, pero también se caracteriza por su sacrificio táctico. Un mediocampo formado por Kroos-Modric-James podría convertirse en una pesadilla para los rivales. Sobre todo teniendo en cuenta las bestias ofensivas que conforman el ataque madridista.

3- Era el momento de ficharle. A pesar de que el Real Madrid pagará una cantidad de 80 millones por hacerse con sus servicios, dentro de algunos años podría convertirse en un jugador 20 millones más caro. Además, su llegada es fundamental desde el punto de vista geoestratégico. De esa manera el equipo blanco recupera terreno en Suramérica, un mercado que en estos momentos el Barcelona, con Neymar, Messi y la reciente incorporación del uruguayo Luis Suárez, tiene absolutamente controlado. De esta manera, Florentino ha contrarrestado el efecto Luis Suárez.

4- Él desea jugar en el Real Madrid, es uno de sus sueños. Zidane, nuevo entrenador del Castilla, era su referencia futbolística cuando era un niño repleto de inocencia. Su fidelidad a los colores blancos puede ser eterna. Asimismo, es un chico humilde y trabajador. Sudará la camiseta.

5- La Liga española se adapta a sus características físicas y técnicas. Es un jugador que ha nacido para jugar en esta Liga. Disfruta con los espacios cortos, desequilibrando al rival cuando apenas existen huecos. Su papel en el ataque del Real Madrid, cuando los equipos se refugien en su caparazón defensivo, será fundamental.

Contras:

1- No mejora lo que ya existe en su posición. Y eso tiene nombre y apellidos: Ángel Fabián Di María. El fichaje solo es comprensible en el caso de que el argentino quiera salir, porque, futbolísticamente, si nos atenemos a los datos, no los mejora. Y es que Di María es difícil de igualar. Durante el pasado curso, «El fideo» disputó 52 partidos en los que anotó 11 goles y repartió 24 asistencias (0,46 por partido por las 0,35 de James Rodríguez). De hecho, con 17 asistencias se convirtió en el mejor pasador de la Liga. Una verdadera máquina este jugador.

2- La llegada de James Rodríguez deja a Isco en una difícil situación. Si su participación en el nuevo Real Madrid parecía compleja de antemano, con la presencia de Di María y la llegada de Kroos, ahora lo será mucho más. Sus números son reseñables: 11 goles y siete asistencias en 53 partidos (35 como titular y 18 como suplente) en la pasada temporada avalan el rendimiento del malagueño de 22 años.

3- El Real Madrid, con la plantilla que tiene, no necesitaba invertir tantos millones en un jugador tan caro. Es un desembolso innecesario. Tras la Copa del Mundo el jugador se ha revalorizado sobremanera. El año pasado el Mónaco le fichó por 45 millones de euros; 365 días después, su valor de mercado ha aumentado en 35 millones. Es el tercer fichaje más caro de la historia del Real Madrid, tan solo por detrás de Cristiano Ronaldo (96) y Bale (91). La cifra pagada por el colombiano suele ser propiedad de jugadores cuya característica esencial es el gol. Nunca antes se había pagado tanto por un centrocampista ofensivo.

4- Solo ha hecho un gran Mundial, aún tiene mucho que demostrar. Hasta ahora ha jugado en el Oporto y el Mónaco, equipos que no se consideran de la máxima categoría europea. Habrá que conocer cuál es su rendimiento al máximo nivel y con la mayor de las exigencias.