Es Noticia
«El accidente»

Quim Gutiérrez: «No me gusta tener la sensación de que ofrezco siempre lo mismo»

El actor protagoniza, junto con Inma Cuesta, «El accidente», el nuevo thriller de Telecinco

Quim Gutiérrez protagoniza «El accidente»
Quim Gutiérrez protagoniza «El accidente» - MEDIASET
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

José (Quim Gutiérrez) es un padre de familia en plena crisis de los cuarenta que desaparece después de que se estrelle el avión en el que supuestamente viajaba. Su mujer (Inma Cuesta) empieza entonces una búsqueda desesperada en la que las relaciones familiares se mezclarán con el misterio y hasta el narcotráfico. Este es el punto de partida de «El accidente», la nueva serie de Telecinco (hoy, 22.40) en la que Cuesta y Gutiérrez, que no hacía un papel tan largo en televisión desde «Génesis: en la mente del asesino», forman una pareja más seria de lo habitual. «Pensé que iba a ser muy divertido interpretar a un jeta encantador, tíos que son capaces de defender lo indefendible con una sonrisa. Es fantástico dar vida a un tío así porque te permite meterte en embolados suficientes como para armar un arco apasionante. Pasas de bueno a malo con mucha facilidad, y tenía ganas de convertirme en alguien así, con una moralidad dudosa», confiesa Gutiérrez. La miniserie firmada por Ines París y Daniel Écija tendrá también que mantener el tipo frente a un rival de altura, «Traición» (La 1), que supone el regreso de Ana Belén a la televisión.

P - ¿Por qué llevaba tanto tiempo fuera de la televisión?

R - Me da cierta claustrofobia meterme mucho tiempo en algo porque si algo funciona es muy difícil salir de ello. Necesito estímulos nuevos de vez en cuando, por eso me cuesta también hacer una gran explotación de teatro. Y luego esta serie tiene un montón de elementos dramáticos que me sedujeron.

P - ¿Qué le llamó la atención de este proyecto para animarte a volver?

R - Después de tantas comedias, me apetecía hacer una cosa seria, y es curioso pero me ha gustado más esto que es televisión que las cosas que había leído para cine. Luego está la presencia de Inma (Cuesta) como protagonista. Tenemos un vínculo tal que permite crear una relación de pareja con un montón de matices que de otra forma a forma requerírías mucho más tiempo de ensayo. Hay una cosa de pudor físico y emocional a la hora de tocarte que no existe ya así que puedes estar pendiente de otras cosas, de otros detalles. Esto me lleva también a hablar del modo en el que hemos trabajado el guión y repito y agradezco la generosidad y el planteamiento que Inés y Dani han hecho, en el que podíamos manifestar y modificar muchas cosas con los directores. Es un curro complicado, pero mejora muchísimo en términos de veracidad.

P - En cine ha triunfado como galán de comedia, ¿pesa esa etiqueta?

R - Cualquier etiqueta pesa cuando se repite demasiado. Preferiría la etiqueta de actor que hace cosas distintas, no solo por mi sino también por el espectador, para no aburrirle. No me gusta tener la sensación de que ofrezco lo mismo. Y es verdad que el papel de galán de comedia romántica, un tío de 35 años, encantador pero medio tontorrón, permite un margen de creatividad limitado, porque tiene que responder a la etiqueta del galán, que es limitada. Voy con cuidado, eligiendo y rechazando entre lo que me ofrecen.

P - Por otra parte, a la gente le gusta verle en ese papel...

R - Claro, hay que satisfacer a aquellos que quieren ver algo que ya has hecho y como no aburrir los que quieren ver otras cosas. Es complicado.

P - ¿Ha sido difícil adaptarse al ritmo de grabación de esta miniserie?

R - Hemos ido a tope. Empezamos a ensayar en noviembre, a grabar en enero y estuvimos hasta mitad de julio. La dinámica actual es rodar series que duran 70 minutos sin anuncios en una semana y pico, y eso es como hacer varias películas cortas en ese tiempo. Es la dinámica que hay y o lo tomas o lo dejas. Las plataformas nuevas como Netflix, HBO, Amazon y Movistar parece que imponen otros modelos, series de menor duración que permiten mayor tiempo de trabajo por capítulo. Sin embargo, Telecinco y Antena 3 usan el otro modelo clásico, y realmente es difícil.

P - ¿Cómo se viven este tipo de estrenos? ¿Distintos a los de cine?

R - Supongo que me pondré nervioso porque la posibilidad de llegar a mucha gente es mayor que el cine, y también de recibir más críticas. Además, una película puede estar dos meses en cartel, esto está más. Ya veremos...

P - ¿Ha evolucionado más la televisión que el cine?

R - Como espectador, sí he visto cambios muy sustanciales. En la forma de rodar, no lo sé. El cine evoluciona a otra velocidad. No sé que decir porque desde que estrené «AzulOscuroCasiNegro» he visto cambios de tenencia brutales, más que en las series. Van en paralelo, pero cada cual ha tenido caminos de cambios bruscos. De repente, ahora tocan comedias de chistes regionales, y antes eran comedias románticas. Después, de acción, y ahora los thrillers son otra cosa... En cuando a calidad, que a mí es el criterio que me interesa, contar historias bien armadas es lo más difícil de encontrar cuando lees guiones.