ES NOTICIA EN ABC

Viggo Mortensen: «Uno hace planes para que se vayan a la mierda»

La cineasta argentina Ana Piterbarg estrena este viernes en España su opera prima, «Todos tenemos un plan», protagonizada por el actor estadounidense

El actor estadounidense Viggo Mortensen, la directora argentina Ana Piterbarg y la actriz Soledad Villamil - de san bernardo
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La directora Ana Piterbarg estrena este viernes en las pantallas españolas su primera película, titulada «Todos tenemos un plan» y protagonizada por el actor estadounidense Viggo Mortensen. Este thriller de mentiras, dolor y resentimiento mantiene la tensión durante toda la trama y aún así guarda un fondo de esperanza, la que tienen los personajes para cumplir «sus planes».

Agustín (Viggo Mortensen) es un hombre con toda la vida solucionada, un pediatra que planea adoptar a un hijo junto con su mujer Claudia, pero que en el fondo se siente frustrado. «Cuando uno se impone un comportamiento determinado en vez de sus propios deseos se daña a sí mismo y a los demás», apunta Soledad Villamil, actriz que da vida a la mujer de Agustín.

Todo se complica cuando Pedro se traslada a Buenos Aires para visitar a su hermano gemelo Agustín. Un reencuentro, después de muchos años sin trato, que culmina con la muerte de Pedro y con un Agustín aún más desesperado. Tanto es así que decide cambiar su vida por la de su hermano y toma su identidad trasladándose a la misteriosa región del Delta, en el Tigre de Argentina, donde ambos se criaron.

Sin embargo, Agustín nunca se imaginó que su hermano estaba inmerso en un mundo criminal del que no podía alejarse. Además, su regreso le trae los recuerdos frustrados de su niñez. Las antiguas malas compañías le harán imposible empezar esa nueva vida que tanto desea.

El filme cuenta con Viggo Mortensen por partida doble ya que el actor interpreta a los dos personajes, que pese a ser hermanos gemelos son radicalmente diferentes. «Fue un desafío interesante y divertido que al principio me dio miedo por ser algo desconocido», afirma el actor.

En la película todo personaje tiene un plan, pero eso no significa que vaya a tener éxito. Mortensen lo tiene claro: «Uno hace planes para que se vayan a la mierda», y alega que si quieres cambira de vida no tienes que pensar en el pasado, sino en el momento presente. Algo que su personaje parece no haber aprendido, ya que se traslada al lugar de su infancia, pues es el único que «no tiene ningún plan»

En una reflexión ante la subida del IVA Javier Godino, Rubén en la ficción de la película, apuesta por superar el bache con «propuestas arriesgadas, cuidadas y de gran nivel en el cine», ya que esto hará que los espectadores se incentiven y decidan acudir a las salas.

La importancia de la mujer

Por otra parte y a pesar de que en el reparto hay mayoría de hombres, las dos mujeres presentes en la película también son una parte importantísima de la trama. La actuación contenida de Soledad Villamil muestra la fortaleza de una mujer que a pesar de las adversidades decide seguir con su «plan», adoptar a un niño con o sin Agustín. Mientras que Rosa (Sofía Gala) es la alegría de Agustín, su refugio. Ambas están siempre observando y ayudan a ir desvelando las mentiras y los secretos de la trama a los espectadores. Ambas son «la «conciencia de la película», según afirma Viggo Mortensen.

En definitiva, la película es la viva imagen de que las mentiras tienen las patas muy cortas y que la solución nunca pasa por obviar los problemas que uno tiene a pesar de que en muchas ocasiones a todos les gustaría salir corriendo.

Viggo Mortensen: «Me gustaría que 'Mou' fuera educado»