Francia con chaleco amarillo

«Aprovechemos la crisis para agrupar todos los subsidios en una asignación única, una renta mínima universal, también conocida como impuesto negativo sobre la renta»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los «chalecos amarillos», estos nuevos rebeldes franceses, suelen tener razón en lo que se refiere al conjunto, aunque se equivocan de método y de reivindicación. Más allá de su violencia, muestran una brecha real en la sociedad francesa y en la de otros países desarrollados, lo que explica la simpatía que este movimiento popular despierta en Francia y en otros lugares. La revuelta de los «chalecos amarillos» no es anecdótica, y no se debe solamente a la controvertida personalidad del presidente Macron.

¿Dónde se observa esta brecha? Se revela de manera espectacular una fractura innegable entre los nuevos pobres y la clase media: alrededor del 80 por ciento en la parte superior y un 20 por ciento en la parte