Los vendedores minoristas de carburantes se posicionan en contra de las gasolineras desatendidas

Aseguran que este tipo de instalaciones suponen un riesgo para la economía, el empleo, la seguridad y los derechos de las personas con discapacidad

MADRIDActualizado:

El presidente de la Agrupación Española de Vendedores al por menor de Carburantes y Combustibles (AEVECAR), Alejandro Ripoll, ha expresado su postura contraria a la proliferación de las estaciones de servicio desatendidas, al considerar que suponen un riesgo para la economía, el empleo, la seguridad y los derechos de las personas con discapacidad.

Ripoll ha mostrado además su sorpresa por la defensa realizada «desde algunos ámbitos» sobre este modelo de negocio, afirmando que «ahora que estamos saliendo de la recesión no puedo creer que estemos defendiendo un modelo de negocio que destruye empleo».

El presidente de AEVECAR alertó, durante la clausura de la jornada informativa ‘Actualidad normativa de las Estaciones de Servicio’, celebrada en la sede de la patronal CEOE, en Madrid, sobre los riesgos que entraña para la economía española y para el empleo la multiplicación de este tipo de establecimientos por los efectos nocivos que podría acarrear para el conjunto del sector del suministro de carburantes. «Si este modelo se extiende, a la larga las estaciones convencionales darán de baja a trabajadores, porque la balanza va a ir a favor de la pérdida de trabajo», advirtió.

Ripoll confió en que los gestores públicos se den cuenta de esos riesgos tomen las medidas oportunas.

El presidente de AEVECAR expresó también su perplejidad ante los argumentos esgrimidos por los defensores del modelo desatendido en materias como la seguridad de las instalaciones. «No puedo creer que una persona que está en una sala de unas instalaciones lejos de la gasolinera sea capaz de controlar 20 o 30 cámaras y darse cuenta de que entra un señor a repostar fumando o hablando por el móvil. Tampoco me creo que puedan darse cuenta de si esa persona ha tenido un derrame, ni creer que recogen con sepiolita esos derrames», detalló.

En relación con la necesaria garantía de los derechos de las personas con discapacidad, que difícilmente podrán llenar el depósito en instalaciones desatendidas, Alejandro Ripoll dijo que “no puedo creer que un país que tiene algunas de las normas que más protegen a las personas con discapacidad esté amparando que este colectivo no pueda repostar con calidad en una estación desatendida”.

Recogida de firmas

Ya en el pasado mes de septiembre los sindicatos UGT FICA y CCOO de Industria, las patronales CEEES y Aevecar y la Confederación de Personas Discapacitadas (Cocemfe) iniciaron una campaña conjunta en defensa del empleo en el sector de las estaciones de servicio, con el objetivo de recabar las 500.000 firmas necesarias para iniciar una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) a favor de las gasolineras atendidas y seguras.

Los agentes sociales del sector consideran necesario «poner coto» a esta modalidad favoreciendo la implantación de estaciones de servicio atendidas, al constituir un sector de interés nacional que garantiza los derechos de los consumidores, el mantenimiento del empleo, la seguridad de las personas y del medio ambiente y la atención a las personas con discapacidad, entre otras importantes razones.