Sistema de apertura mediante huella dactilar del nuevo Hyundai Santa Fe
Sistema de apertura mediante huella dactilar del nuevo Hyundai Santa Fe

Las llaves del coche, a un paso de desaparecer

Hyundai comenzará a ofrecer la apertura mediante huella dactilar este año para su Santa Fe, un sistema que ya ofrecen modelos de alta gama como el Audi A8. Otros fabricantes, como Mini, se atreven con la apertura a través del móvil

Actualizado:

Numerosos sistemas que estábamos acostumbrados a encontrar en los vehículos tienden a su desaparición. Las esferas analógicas del cuadro de instrumentación, por ejemplo, están siendo sustituidas por innovadores cuadros digitales. La palanca de freno de estacionamiento también es historia en muchos novedosos lanzamientos, que incorporan frenos eléctricos «de botón». Incluso transmisión amenaza con pasar a la historia en su forma tradicional, gracias a los nuevos sistemas «by wire».

Las llaves del coche son otro de los sistemas en peligro de extinción. El primer paso fue la generación de sistemas «keyless» o teclas inteligentes, que permiten abrir y cerrar los vehículos sin tener que sacar la llave del bolsillo; así como la generación del uso de botones de arranque, que desterraron la necesidad de llevar la llave siempre puesta en el conmutador.

Algunos modelos de gama alta, como el Audi A8, van incluso más allá, y ofrecen de forma opcional la apertura y arranque mediante huella dactilar. Una tecnología a la que acaba de sumarse Hyundai, que acaba de anunciar que el nuevo Santa Fe incorporará este sistema en algunos mercados desde el momento de su lanzamiento, en el primer trimestre de 2019.

Para desbloquear el vehículo, el conductor solo debe colocar un dedo en el sensor ubicado en la puerta. La información de la huella digital cifrada se identificará y se entregará al controlador de huellas digitales dentro del vehículo. El conductor también puede arrancar el vehículo a través del botón de encendido que también está equipado con un sensor de escaneo de huellas dactilares.

La tecnología de huellas dactilares previene eficientemente las falsificaciones gracias al reconocimiento de capacitancia, que detecta los diferenciales en el nivel de electricidad de varias partes de la punta del dedo. Esta tecnología es cinco veces más efectiva que las llaves de vehículos convencionales, incluidas las teclas inteligentes. Además, a través del aprendizaje en tiempo real de las huellas dactilares respaldadas por el sistema de «actualización dinámica», el sistema de huellas dactilares puede mejorar continuamente su tasa de éxito.

Llave digital de Mini
Llave digital de Mini

Mientras tanto, otros fabricantes, como Mini, apuestan por la apertura a través del smartphone. Desde marzo de 2018, el fabricante británico del grupo BMW ofrece, a través del paquete Mini Connected, la posiblidad de abrir y cerrar sus vehículos a través de los teléfonos inteligentes.

Este paquete, del que se ofrecen tres variantes (Connected Media, Connected Navigation y Connected Navigation Plus) también permite enviar destinos para elegir nuevas rutas, establecer recordatorios de horas de salida o mensajes informativos antes de iniciar la marcha.

Mini fue pionera en hacer uso del primer estándar creado para el desarrollo de este tipo de sistemas. Denominado Digital Key, fue presentado por el consorcio de fabricantes de vehículos y de dispositivos tecnológicos Car Connectivity Consortium (CCC), y en él participan tanto Audi como BMW y Volkswagen, y compañías tecnológicas del sector como Gemalto, GlobalPlatform, NFC Forum y NXP.

También la compañía Bosch ha desarrollado su sistema denominado «Perfectly Keyless». «Es un sistema digital de acceso a vehículos que permitirá a los conductores prescindir de las llaves físicas del coche», explica Harald Kröger, presidente de la división Bosch Automotive Electronics.

A medida que los conductores se acercan a sus vehículos, sus smartphones son identificados por los sensores de a bordo. «Una vez que esta identificación se ha producido, el vehículo se desbloquea sin necesidad de una llave física. Del mismo modo, no se necesita ninguna llave para arrancar el motor o para bloquear el coche de nuevo al final de un viaje», dice Kröger. Los propietarios también pueden usar una aplicación para autorizar a otros conductores a usar sus vehículos. En un proceso seguro, que está protegido contra el acceso no autorizado, se enviará una clave virtual adicional a través de la nube a otros smartphones. Esto permitirá a los proveedores de servicios de coches compartidos y a los operadores de flotas de vehículos gestionar el acceso y las claves con flexibilidad.

Cuando el conductor sale del coche al terminar el trayecto, el sistema sigue manteniendo un ojo virtual. Una vez que el conductor y el móvil se hayan alejado más de dos metros del vehículo, éste se bloquea automáticamente de forma segura. El sistema envía una confirmación al smartphone del conductor informándole de la operación.