Todo lo que sabemos del Corsa-e: la primera versión 100% eléctrica de batería de Opel

La planta de Figueruelas (Zagaroza) será la encargada de su producción, que comenzará a finales de 2019. Este nuevo vehículo ofrece 136 CV y una autonomía eléctrica de hasta 330 kilómetros

FRANKFURT Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Opel ya es eléctrico. Con la nueva sexta generación del Corsa, el fabricante alemán ofrece por primera vez una versión 100% eléctrica de batería con una autonomía de 330 kilómetros que se producirá en la planta española de Figueruelas (Zaragoza). El fabricante alemán ha elegido el modelo más popular de la marca para sacar definitivamente la movilidad eléctrica de su limitada parcela, cuya producción comenzará a finales de 2019. El sistema de pedidos del Corsa de sexta generación se abrirá en unas semanas, empezando por el Corsa-e, seguido poco después de las versiones diésel y gasolina. Aunque dicha versión eléctrica no se entregará hasta marzo de 2020.

Con un potencia de 136 CV (100 kW) de potencia y hasta 330 kilómetros de (según la normativa WLTP). Así se ha presentado en Frankfurt este nuevo y esperado modelo de Opel, un compacto de cinco plazas apto para el uso diario sin restricciones. La marca alemana ha anunciado que este nuevo modelo partirá, en Alemania, de un precio de 29.900 euros; por lo, después de impuestos, se espera que en España supere la barrera de los 31.000 euros.

El Corsa-e está preparado para todas las opciones de carga –cable, punto de carga de pared o carga de alta velocidad– y la batería, de 50 kWh, está cubierta por una garantía de ocho años. Un punto de recarga de pared es la forma más potente de recargar la batería en casa. La batería del Corsa-e se puede cargar completamente en solo cinco horas. Si lo que se realizan son viajes, el «cable de modo 3» trifásico para estaciones de carga pública o puntos de carga de pared de corriente alterna. Este es el modo de recarga más normal, especialmente en ciudades, permitiendo una autonomía de 100 km en una hora de carga.

Pero los puntos de recarga de corriente continua son todavía más rápidos. Habitualmente están instalados en las autovías y autopistas. El Corsa-e puede ser cargado en estos puntos con hasta 100 kW, lo que permite que la batería alcance el 80% de su carga en menos de 30 minutos.

Eso sí, el conductor también puede adaptar la autonomía del vehículo al elegir entre tres modos de conducción: «Normal», «Eco» y «Sport». El modo «Sport» aumenta la capacidad de respuesta y la dinámica de conducción, con una pérdida moderada de autonomía. En el modo «Eco» el Corsa-e se convierte en un corredor de fondo, con un aumento significativo de la autonomía que apenas afecta al confort.

Y para mejorar aún más la eficiencia, el Corsa-e cuenta con un sistema de frenado regenerativo para recuperar la energía producida durante el frenado o la desaceleración. Este exceso de energía cinética se convierte en energía eléctrica, y bien se utiliza de inmediato, o se almacena en la batería para aumentar la autonomía.

El sistema de propulsión del Corsa-e combina la conducción sin emisiones con el máximo placer de conducir. Gracias a su potencia y al par instantáneo máximo de 260 Nm, destacan la capacidad de respuesta, la agilidad y el comportamiento dinámico. Sus cifras son impresionantes: el Corsa-e solo necesita 2,8 segundos 3 para acelerar de 0 a 50 km/h, y 8,1 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h, lo que le sitúa a la altura de los coches deportivos.

El Corsa-e también tiene aspecto dinámico gracias a su diseño deportivo, a la vez que se mantienen las dimensiones exteriores compactas de las generaciones anteriores. Con una longitud de 4,06 metros, el Corsa sigue siendo un coche de cinco plazas ágil, práctico y bien configurado. La línea del techo es tipo coupé, 48 mm más baja que la sus predecesores, sin detrimento del espacio libre para la cabeza. El conductor se sienta 28 mm más bajo. El comportamiento y la dinámica de conducción se benefician del centro de gravedad más bajo. El comportamiento es intuitivo y dinámico, para disfrutar más al volante.

La seguridad ante todo

Las tecnologías y los sistemas de asistencia normalmente reservados a segmentos más alts del mercado están disponibles por primera vez en el Corsa-e. Entre sus características más destacadas figura el sistema de iluminación adaptativa matricial IntelliLux LED que no deslumbra, ofrecido por Opel como primicia en el segmento de coches pequeños. Los ocho elementos LED, controlados por la cámara frontal de alta resolución de nueva generación, adaptan continuamente el haz de iluminación a la situación del tráfico y al entorno.

Los avanzados sistemas de asistencia al conductor ofrecen una significativa seguridad adicional. Gracias a la nueva cámara frontal, el Asistente de Reconocimiento de Señales de Tráfico ahora detecta información adicional, como, por ejemplo, las señales LED. Los límites de velocidad guardados en el sistema también aparecen en la pantalla. El Control Adaptativo de la Velocidad y el Asistente Lateral basados en radar y sensores también celebran su presentación en el nuevo Corsa. El Asistente de Ángulo Muerto y otros diversos sistemas de asistencia al conductor, también están disponibles.