La portada del diario francés que publicaba la entrevista con la alcaldesa de Madrid
La portada del diario francés que publicaba la entrevista con la alcaldesa de Madrid - abc

Manuela Carmena: «No siento que el programa de Ahora Madrid me comprometa»

«He descubierto en el activismo una actitud muy clásica, rígida; propia de los partidos tradicionales», afirma la alcaldesa de la capital al diario francés Le Figaro

Actualizado:

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha admitido sus dudas sobre la aplicación de algunas medidas de su programa electoral y ha asegurado que no se siente completamente identificada con los métodos e integrantes del movimiento ciudadano del 15-M. «Durante la campaña, tuve la sensación de ser mucho más renovadora que ellos. Descubrí en el activismo una actitud muy clásica, muy rígida, digna de los partidos tradicionales», ha confesado en una entrevista concedida al diario francés «Le Figaro».

La nueva alcaldesa ha criticado en concreto la celebración de «asambleas interminables para discutir sobre la tesis, la antítesis y la síntesis». «Me decían que esas reuniones sirven para homogeneizar posturas. Para nada. ¡Eso crea mal ambiente y divisiones! Lo que acerca es trabajar juntos», ha señalado la alcaldesa, que se ha definido como una «mujer mayor, una juez jubilada», a la que le gusta mucho «reflexionar sobre las cosas y cuestionarlas».

Esa actitud reivindicativa, ha apuntado, coincidió con un momento «de hartazgo de la población, cansada de discursos falsos y autoritarios». Carmena ha recordado que encabezó la lista de Ahora Madrid cuando su programa ya estaba definido y contenía propuestas «de las que se ignora si son factibles».

Preguntada si no es eso engañar a los electores, ha admitido que esa es la razón por la que insistió desde el principio en que ese programa no es «una Biblia» para ella, sino «una lista de sugerencias». «No siento que ese programa me comprometa», ha afirmado la alcaldesa, que se ha calificado como persona de izquierdas «en el sentido de la defensa de la igualdad» pero a la vez ha subrayado que no pertenece a la izquierda radical, «porque en España ese término está asociado a la violencia».