Juan Carlos Monedero, de Podemos; y José Carrillo, el rector actual de la Universidad Complutense de Madrid
Juan Carlos Monedero, de Podemos; y José Carrillo, el rector actual de la Universidad Complutense de Madrid - abc
universidad complutense de madrid

José Carrillo «se echa en brazos» de Podemos para no perder el Rectorado

Los contrincantes del rector destapan un pacto con el partido de Pablo Iglesias con vistas a las elecciones que se celebrarán dentro de tres meses

Actualizado:

Ya ha sonado el pistoletazo de salida para la carrera por el Rectorado de la Universidad Complutense (UCM). Una carrera que se presenta larga, dura y complicada. Todavía no se han convocado oficialmente las elecciones pero ya hay cuatro candidatos: José Carrillo, el actual rector, que quiere repetir; Carlos Andradas, vicerrector con el polémico Carlos Berzosa; Rafael Calduch, catedrático en Ciencias de la Información y, por último, Federico Morán, secretario de Universidades del Ministerio de Educación. En el preludio de esta carrera ya hay un runrún explosivo: Carrillo y Podemos tienen un pacto para no perder el Rectorado. Ni el poder.

«El rector no ha tirado los tejos a ningún partido. Se presenta como un profesional independiente, lo mismo que en abril del 2011», aseguran desde el equipo de José Carrillo. Sin embargo, no niegan que el número dos de Podemos, Juan Carlos Monedero, profesor de Ciencias Políticas, sí le ha regalado el oído al rector alabando, en público, su «buena gestión» de los últimos cuatro años, «su correcto papel» como responsable de la UCM y, también, el «loable éxito de no haber despedido a nadie».

Lo cierto es que las elecciones al Rectorado de la Complutense se convocarán a mediados de marzo y se celebrarán, según sus estatutos, entre finales de abril y finales de mayo. Algunos sectores apuestan más por abril para que no coincidan, de pleno, con las elecciones municipales y autonómicas del 24-M y evitar así una «excesiva politización» en los campus.

Lo que no conviene olvidar es que el pasado mes de julio José Carrillo propuso nombrar al líder de Podemos, Pablo Iglesias, como profesor honorífico de la UCM «por su éxito electoral». Todavía resonaban los ecos de las elecciones al Parlamento Europeo, en el que Iglesias había logrado su escaño. Sin embargo, había perdido su condición como profesor titular interino en Ciencias Políticas. De ahí el interés de Carrillo de «recuperarle de alguna manera» para la universidad.

Carrillo es rector desde abril de 2011. Ganó, en segunda vuelta, al exdecano de Derecho, José Iturmendi. Lo que más asfixiaba a la universidad era una deuda que heredaba del anterior rector, Carlos Berzosa, por valor de 150 millones de euros. Carrillo había sido uno de sus vicerrectores.

«Otro pleito ganado»

Hoy su equipo considera que el rector «cogió una universidad en quiebra y le ha devuelto la vida. Se ha superado la crisis con eficiencia. La deuda, que fluctúa, ha bajado ahora a unos 30 millones». Ayer mismo, el círculo de Carrillo contaba haber recibido una buena noticia: «Hemos ganado otro pleito a la Comunidad de Madrid. Nos tendrán que abonar 43 millones por débitos en infraestructuras».

Hoy por hoy, el actuar rector tiene tres contrincantes. Y ninguno dibuja una imagen tan idílica de la Complutense. Por ejemplo, Carlos Andradas, catedrático en la Facultad de Matemáticas, repite en su intento de llegar al Rectorado. Ya lo hizo, sin éxito, en abril de 2011. Tiene, mal que le pese, tres cosas en común con Carrillo. Ambos son catedráticos en Matemáticas, ambos coincidieron como vicerrectores en la polémica etapa del rector Berzosa. Compañeros de equipo rectoral y, por lo tanto, sabedores de la deuda que estaban contrayendo las arcas universitarias. Tercera cosa en común: los dos compitieron por el Rectorado hace cuatro años y volverán a verse las caras en abril o en mayo próximos.

Andradas asegura a ABC que «no voy con ningún partido político ni sindicato». Se considera otro «profesional independiente» que cuenta con un buen equipo. Él también está al tanto del supuesto pacto de Carrillo con Podemos. «Si es solo un rumor, se ha corrido como la pólvora», comenta.

A primera vista, sus tres objetivos como nuevo rector serían recuperar el prestigio de la Universidad Complutense, internacionalizar la institución y redefinir las políticas de personal y de profesorado.

Gestión hipotecada

Rafael Calduch, catedrático de Relaciones Internacionales en la Facultad de Ciencias de la Información, lo tiene claro: «Carrillo ya ha pactado con Podemos. Está en sus brazos». Afirma que es afiliado a UPyD pero que no se presenta por estas u otras siglas. «Si salgo elegido rector dejo la militancia», confesaba ayer.

A su juicio, la Complutense «está en crisis permanente» debido a tres cuestiones. Primera, una crisis institucional: «Determinados grupos vinculados a Podemos y a CC.OO. han hipotecado la gestión», dice. Segunda, una crisis económica: «La UCM, hoy, está en quiebra». Calduch renegociaría la deuda porque «hay que devolver unos 8 millones al año entre 2016 y 2023». Tercera: la quiebra de confianza entre los profesores y los alumnos.