Pancartas en la facultad de Ciencias Políticas
Pancartas en la facultad de Ciencias Políticas - víctor lerena
madrid/

La «casta» de Podemos se camufla en la Facultad de Ciencias Políticas

De este centro de la Universidad Complutense son profesores Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero e Íñigo Errejón

Actualizado:

La fuerza de Podemos nace, crece y se multiplica en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Unversidad Complutense (UCM). Siempre ha sido así. Hoy el ambiente no es tan combativo pero ahí siguen, colgando pancartas como las que dicen «Contra toda autoridad» o «La obediencia, mata».

Asociaciones estudiantiles de corte radical afincadas en esta facultad como Contrapoder o RQTR (Erre que te erre), parecen aletargadas tras paréntesis docente de sus profesores Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero o Íñigo Errejón, que han subido a los altares de la «casta» y de la política nacional e internacional.

Sin embargo, nada es lo que parece. Apesar de esta «normalidad», todo apunta a una situación ficticia. La calma aparente en las aulas, los corrillos y las conversaciones entre el humo del tabaco en los pasillos (se sigue permitiendo fumar a los alumnos), y del olor a tortilla de patata a las puertas de la cafetería no significican que Políticas haya dejado de ser punta de lanza. Aquí se cuece algo. Y ese algo tiene que ver con las próximas elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2015. La consigna de la «universidad en lucha» tiene el altavoz a bajo volumen pero la intención de «unir fuerzas» es un secreto a voces.

Los movimientos políticos de la izquierda antisistema andan detrás de un pacto no escrito para aglutinar el sufragio de los indignados, especialmente los que se ubican en el sector estudiantil, el 15-M y las asociaciones de corte radical. Ese es el ambiente que se respira en esta facultad y en los barrios obreros de Madrid. Todos interconectados por un mismo cordón umbilical: Podemos.

El objetivo puede parecer ahora mismo utópico, pero ahí está. ¿Sería posible un voto en bloque a la versión electoral que Podemos adopte en las elecciones municipales?. En ello andan los «cachorros» de «Contrapoder», de «RQTR», del PCE-r (la «r» significa «reconstruido», el auténtico), de los Bukaneros y de Izquierda Castellana. Lo ideal, comentaban varios estudiantes junto a la Biblioteca, es contar también con IU «que para eso está, Tania, la novia de Pablo Iglesias». Lo malo es que en IU —en especial, la corriente «Somos IU»—, no quieren «intromisiones» de nada ni nadie que huela de lejos a Podemos.

Recorrer hoy la facultad de Políticas y Sociología, en el campus de Somosaguas, es como una vuelta a la naftalina. Fotografías del Ché Guevara se mezclan con pegatinas de ministros franquistas. Pintadas de los Bukaneros (grupo radical y antisistema de los seguidores del Rayo Vallecano), junto a las que firma «República Poder Popular». O esa pancarta, crítica también pero más actual, con la imagen de un entierro acompañada del siguiene texto: «Funeral por la UCM. El rector entierra los Departamentos».

Carteles con «Lucha sin líderes», «Viva la República» o «No más represión», empapelan fachadas y corredores de la facultad. Junto a ellos, convocatorias de actos culturales alternativos y diversas actividades deportivas universitarias. También al anuncio de alguien que quiere compartir piso o vender un ordenador.

En nuestro recorrido por Políticas, pillamos el local de «Contrapoder» cerrado. En su web hay un rincón que invita a suscribirse a Podemos y a su television, «La Tuerka». También a «Fort Apache», otra asociación denominada «cultural».

Apláusos a Evo Morales

Fundada en 2006, «Contrapoder» se autoproclama como «movimiento anticapitalista, feminista, comunista y libertario». Han sido habituales sus pacartas en favor de la amnistía de los presos de ETA. La marca de esta organización estudiantil fue evidente en el famoso desnudo de un grupo de muchachas antisistema en la capilla de la facultad de Psicología, también en el campus de Somosagas, a mediados de marzo de 2011.

El radicalismo de «Contrapoder» les llevó a boicotear un acto de Rosa Díez, lider de UPyD, en octubre de 2010. Tambien impidieron una charla de Josep Piqué, al que sacaron tarjeta roja por defender la libertad de expresión «a golpe de talonario», decían.

Sin embargo, un año antes, en septiembre de 2009, aplaudían con entusiasmo al presidente de Bolivia, Evo Morales, durante una conferencia que éste daba en el salón de actos de la facultad. Le reían todas sus gracias. En la presidencia y en la foto de familia estaban, junto al líder bolivariano, el entonces rector de la Complutense, Carlos Berzosa, y el profesor de Ciencia Política, Pablo Iglesias, peinado con su inconfundible coleta.

Sigue siendo difícil precisar la ayuda económica que reciben las organizaciones estudiantiles. La facultad les cede el local y, al parecer, carga los gastos de teléfono. Pero «Contrapoder» parece tener salidas para casi todo. El 23 de mayo de 2013, organizó una jornada titulada «De crisis de régimen a proceso constituyente». Los ponentes eran tres: Íñigo Errejón, como profesor de Políticas; Raimundo Viejo Viñas, profesor de la Universidad Pompeu Fabra, y Tania Sánchez Melero, la pareja de Pablo Iglesias, que en el cartel figuraba ya como diptada por IU en la Asamblea de Madrid.

Silencio oficial

En la primavera de 2011, en los pasillos de la facultad de Ciencias Políticas, estuvo colgado tres días un cartel de grandes proporciones con el siguiente texto: «Mientras tú lees esta pancarta, un militante vasco está siendo buscado internacionalmente, tras pasar 24 años en prisión, ser arrestado, incomunicado, torturado y encerrado 6 años más por la aplicación de la doctrina Parot. ¡Arriba quienes luchan!». En una esquina de la pancarta, la estrella roja —a veces negra—, que usan los chicos de «Contrapoder». Ellos negaron su implicación.

ABC se requerido durante los últimos días, tanto del decano de Políticas, Heriberto Cairo, como del rector e la Complutense, José Carrillo, su opinión sobre estas organizaciones estudiantiles. No ha habido respuesta.