La fachada principal del mítico edificio España
La fachada principal del mítico edificio España - isabel b. permuy

El Edificio España baja de nivel de protección pero debe conservar la fachada

Obliga a mantener el chaflán existente entre las calles de los Reyes y Maestro Guerrero y diversos elementos del interior de la planta baja

Actualizado:

El Edificio España verá rebajado su grado de protección al pasar en la catalogación del Ayuntamiento de Madrid de Novel 2 grado Estructural a Nivel 3 grado Parcial, pero aún así la reforma que se ejecute en el inmueble deberá conservar la fachada principal junto con parte de las laterales.

La modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de la capital que va a aprobar hoy el Gobierno municipal, según fuentes del Ayuntamiento, obliga a mantener también como elementos de restauración obligatoria el chaflán existente entre las calles de los Reyes y Maestro Guerrero –en la fachada trasera– y diversos elementos del interior de la planta baja.

En ellos se propone intervenir para su recuperación, de acuerdo al documento aprobado hoy con carácter inicial, que cuenta con el informe favorable de la Comisión Local de Patrimonio Histórico celebrada el pasado día 11 y presidida por la Comunidad, según ha subrayado el Ayuntamiento.

La citada Comisión no se pronunció, sin embargo, respecto a la volumetría del edificio, dado que «aún no existen elementos suficientes para valorar su imagen final, su relación con el entorno e impacto en el paisaje urbano», ha detallado el consistorio. Esa valoración, ha añadido, se llevará a cabo en el momento en que los promotores del proyecto presenten documentación con datos suficientes.

A partir de ahora, la modificación del Plan General contará con un periodo de información pública de un mes y petición de informes sectoriales, tras el cual será aprobada provisionalmente por el Pleno del Ayuntamiento y definitivamente por la Comunidad de Madrid.

Comprado por el chino Wang Jianlin

El Edificio España, situado en la plaza de España de Madrid, fue recientemente vendido por el Banco Santander a la sociedad Renville Invest, del magnate chino Wang Jianlin, propietario del grupo Dalian Wanda. Fue el primer rascacielos levantado en España y en el momento de su inauguración, en 1953, fue el más alto de Europa.

Con sus 117 metros de altura, no solo trasladó a España el modelo de «pequeña ciudad vertical» del Rockefeller Center neoyorquino, sino que fue emblema de aperturismo y modernización del régimen franquista que, tras un lento declive, siguió siendo objeto de deseo de inversores.

El grupo Dalian Wanda es uno de los mayores grupos hoteleros y de salas de cine de China y su presidente y fundador, el propio Wang Jianlin, cuenta, según la revista «Forbes», con una fortuna estimada de 135.000 millones de yuanes (más de 16.630 millones de euros).