sucesos

Así es un salvaje atraco de los «Pink Panthers»

La banda de ladrones más peligrosa del mundo se apoderó en 2007 de más de 3 millones de euros en joyas, en Dubái. La Policía española ha detenido a un cabecilla en Madrid

Actualizado:

El Grupo de Atracos de la UDEV Central de la Policía Nacional ha detenido en Alcalá de Henares a Borko Ilincic, uno de los delincuentes más buscados del mundo. El sospechoso, de 33 años, está considerado uno de los «patas negras» de los «Pink Panthers» o «Panteras Rosas», la banda de asaltantes más peligrosa de los últimos veinte años.

Borko está condenado a cadena perpetua por el robo, en 2007, de más de 3 millones de euros en joyas, en Dubái, el mayor del emirato y que fue un problema de seguridad nacional. Junto a parte de su banda, irrumpió en dos Audi por el método del alunizaje en el exclusivísimo centro comercial Wafi Mall del emirato árabe. se dirigieron a la joyería Graff, con pasamontañas y dos subfusiles. En dos minutos y medio se apoderaron del ingente botín.

La voracidad de los «Panteras Rosas» es conocida en todo el orbe mundial. Tanto es así, que desde Interpol se puso en marcha el «Pink Panther Project», en el que participan especialistas policiales de decenas de países. Uno de ellos es España. Se celebran reuniones periódicas donde cada nación pone en común los datos sobre este macrogrupo criminal, que se integran en sus respectivas bases de datos.

Más de 200 miembros de los Balcanes

Los «Panteras Rosas» no son un grupo criminal al uso, con una estructura completamente definida. Cuentan con una movilidad internacional espectacular. Realmente, se trata de una «marca delictiva» en la que se engloba a más de 200 atracadores, divididos en distintas células y con origen balcánico. «De entre ellos, Borko es uno de los más importantes», insisten nuestras fuentes.

La UDEV Central manejaba información de que el atracador había llegado a Madrid el pasado domingo, procedente de Alemania. Y que contaba con un pasaje para salir el martes hacia Amsterdam (Países Bajos).

«Somos turistas»

Habla, además de su lengua materna, ruso, italiano, alemán y algo de español. Educado, musculoso, pulcramente vestido y sin las aficiones de otras bandas de este tipo (prostitutas, juego y drogas), se le detectó en el Hotel Alcalá Plaza junto a un amigo, también serbio.

La Policía le hizo la «troncha» (vigilancia) en torno a su hotel. Salió el martes, con su acompañante, en un Peugeot de alquiler. Fueron interceptados por nueve agentes de la UDEV Central. No opuso resistencia. Manifestaron que estaban de turismo en Madrid.

A la espera de la extradición

Primero, Borko negó que se tratara de quien buscaban: «Ese no soy yo», dijo. Incluso insistió en que era bosnio (país del que portaba un pasaporte falso); pero más tarde reconoció la verdad.

Ha sido puesto a disposición del Juzgado Central número 1 de la Audiencia Nacional, que encabeza Santiago Pedraz. Dubai tiene 40 días para remitir el expediente para su extradición.