Imagen de archivo de un colegio de la ciudad de Valencia
Imagen de archivo de un colegio de la ciudad de Valencia - ROBER SOLSONA
COMUNIDAD VALENCIANA

El PP se queda solo en las Cortes en la defensa de la educación concertada

El grupo popular aprueba una moción de apoyo a los conciertos educativos y pide ampliar su vigencia

Actualizado:

El pleno de Corts Valencianes, con los únicos votos del PP, ha mostrado su apoyo a los conciertos educativos y ha instado al Consell a seguir manteniendo el modelo de la Comunitat, promocionando los conciertos y "apoyando la ampliación de la vigencia de los actualmente existentes".

En la iniciativa, que han rechazado todos los grupos de la oposición, el PP defiende "la importancia, trascendencia y necesidad" de este modelo en el sistema educativo de la Comunitat, y pide al Gobierno valenciano que siga "garantizando la libertad de elección de centro educativo por las familias".

La diputada del PP Maira Barrieras ha afirmado que el derecho a la educación "solo se ve satisfecho" cuando se asegura la escolarización de todos y se respeta la libertad de los padres a elegir el tipo de enseñanza que desean para sus hijos, y ha defendido que la concertada y la pública son "complementarias".

Desde la oposición han planteado enmiendas a la propuesta popular, que han sido rechazadas, en las que abogaban por un sistema "alternativo" al promovido por el PP, y basado en un sistema público "inclusivo" e "igualitario", donde los conciertos sean "subsidiarios".

Barrieras ha señalado que la concertada "no puede ser subsidiaria", sino que ambos modelos deben estar "en igualdad de condiciones" porque es la manera de respetar "la libertad de elección de las familias", algo que, a su juicio, parece que "da miedo" a la oposición.

"No puede haber buena educación si no hay libertad de elección", ha asegurado Barrieras, quien ha acusado a la oposición de querer "cargarse la educación concertada", que ha recordado que nació con el PSOE, y ha destacado que casi el 70 % de los alumnos de la Comunitat Valenciana estudia en centros públicos.

Asimismo, ha señalado que del total de plazas que oferta la concertada solo queda vacante un 2 %, mientras que en la pública ha quedado vacante el 25 %, y ha resaltado que la ciudad de Valencia, por ejemplo, alrededor de un 10 % de la demanda de alumnado en enseñanza concertada no puede ser atendido.

La socialista Pilar Sarrión ha acusado al PP se usar a la educación concertada de forma "electoralista" y de defenderla cuando le interesa, y le ha preguntado "por qué no se acuerdan de los centros concertados a la hora de pagarles".

Sarrión ha asegurado que los socialistas apuestan por un modelo de educación pública, donde la concertada sea "subsidiaria", y ha advertido de hay padres que prefieren centros concertados para tener garantías de que a sus hijos no se les va a "caer el techo" como ha ocurrido en algunos centros públicos.

La portavoz adjunta de Compromís Mónica Oltra también ha abogado por que la educación concertada sea subsidiaria de la pública, y ha defendido un modelo de escuela "integradora", que "iguala a niños y niñas y que no hace cobrar a los padres de forma alegal o ilegal".

Oltra ha destacado que existe un informe de la Intervención de la Generalitat en el que se alerta de que algunos centros concertados vulneran "el principio de gratuidad" de la educación y la obligación de informar de la voluntariedad en la realización de actividades complementarias al cobrar de forma abusiva a los padres.

Marga Sanz (EU) ha calificado el debate de pérdida de tiempo" y "tomadura de pelo" pues solo pretende "hacer electoralismo" y "dejar blindados los conciertos a cuatro meses de elecciones", limitando la capacidad de acción de un nuevo gobierno e hipotecando el futuro de los alumnos.