España supera en reputación a EE.UU. pese al acoso de la prensa anglosajona
Ataques de la prensa a España durente este verano en primera página - abc

España supera en reputación a EE.UU. pese al acoso de la prensa anglosajona

Según un informe, la cobertura de los medios extranjeros sobre la crisis española fue eminentemente negativa este verano

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

España era portada de los principales diarios extranjeros y nunca para bien. Este verano, el «pain in Spain» (dolor en España) se convirtió en un chascarrillo habitual. Otros titulares apuntaban con naturalidad al «delirio de los bancos». La situación preocupó tanto al Ejecutivo que incluso el ministro Cristóbal Montoro salió a desmentir los apocalípticos augurios del Nobel de Economía Paul Krugman. Un informe certifica ahora que la cobertura de los medios anglosajones entre los meses de junio y julio sobre la crisis española fue fundamentalmente negativa. La reputación de España, no obstante, se ha mantenido intacta.

Las noticias negativas, afirma Javier Noya, investigador principal de Imagen Exterior de España y Opinión Pública del Real Instituto Elcano, «han provenido siempre de los mismos lugares: los mercados anglosajones. Los países que están especulando con el euro han ido a por España porque era el eslabón más débil. Aunque no hay una conspiración, sí hay intereses económicos. No es casual que sean los medios anglosajones los que más directamente han atacado a España».

Lo cierto es que, según el estudio elaborado por el Observatorio Marca España, las informaciones transmitidas por diarios de países como China o Francia han sido más positivas. «Hay que destacar la visión menos pronunciada e incluso objetiva que han emitido los medios chinos y franceses, que han proyectado una imagen de España más fiel a la realidad, a pesar de haberla acompañado de algunas críticas puntuales», se detalla.

España, un «lastre»

En líneas generales, cada vez que los diarios internacionales se refirieron en el periodo analizado a España lo hicieron con términos económicos a su lado. «Bancos» fue la palabra más mencionada, seguido de «billón», «rescate», «bono» o «euro». Entre las ideas que más han minado la imagen del país destaca la identificación de las naciones del sur de Europa como las causantes de la crisis.

En concreto, se concibe a España como un «lastre», si bien se reconoce su peso económico frente a otros países con una importancia mucho menor. El informe subraya la crisis de Bankia, cuya caída precipitó la petición de una línea de crédito a la Unión Europea. La prensa anglosajona valoró muy negativamente la politización de esta entidad, así como la «falta de transparencia en su gestión». Incluso cuando el Gobierno acudió al rescate para aliviar al sector financiero español estos medios dudaron de su «capacidad de ayuda».

A juicio de Noya, en países como el Reino Unido o Estados Unidos había poca información sobre España más allá de los tópicos. «Sobre ese desconocimiento se ha ido construyendo una imagen negativa que no se corresponde con la realidad», defiende.

Reputación intacta

Frente a la línea editorial de los medios anglosajones, el informe señala que el tratamiento por parte de medios franceses y chinos es más amable: «Ambos países ven a Europa como una entidad fuerte y no establece una dicotomía entre Europa del sur y Europa del norte ni señala a ningún componente de la Unión como un lastre económico». Este discurso positivo muestra una tendencia crítica hacia las medidas de austeridad.

El Índice Elcano de Presencia Global mide la proyección exterior de los países en el proceso de globalización. Este 2012, España ocupa el undécimo lugar, la misma posición que ha mantenido durante toda la década. La presencia de España en aspectos como la economía, la defensa o la cultura, explicaron los coordinadores del estudio, «no está menguando como tampoco creció en los años de bonanza».

Otro informe elaborado por la consultora Reputation Institute sitúa a España como el decimosexto país con mejor reputación entre los ciudadanos del G-8. La valoración apenas cae 0,4 puntos respecto a los resultados de 2011. Países como Francia, Brasil o Estados Unidos son menos apreciados. También Grecia e Italia, muy afectados por la crisis, que en un año han caído 12,4 y 5,6 puntos.

Uno de los autores, Fernando Prado, indica que «la reputación de España actúa como un escudo protector ante las incertidumbres». Esta imagen «condiciona en última instancia los comportamientos hacia un país, que inciden directamente en la economía, ya sea en forma de la llegada de turistas o mejores condiciones de financiación en los mercados».

«No news is good news»

En el caso de los sitios web de temática económica se aprecia un uso más frecuente del término «rescate» que en la prensa tradicional. Según recoge trabajo del Observatorio, «la imagen económica de España es mala y está asociada prácticamente en exclusiva a las dudas sobre su sistema bancario».

España aparece como culpable de la crisis, sobre todo para los blogs británicos. Y se observa una reducción significativa en las referencias a España durante el «periodo de calma», entre el 21 de junio, cuando se concreta la cantidad del rescate, y el 20 de julio, fecha en que las Comunidades Autónomas comienzan a ser consideradas un problema. Los blogs británicos y estadounidenses vuelven entonces a cargar las tintas y coinciden en sus críticas a la credibilidad de la economía española.

Apenas hay diferencia entre la cobertura de los medios digitales y los tradicionales. En ningún caso se hicieron menciones dignas de reseñar a buenas noticias como el triunfo de la Selección Española en la Eurocopa de fútbol. «No news is good news». O, en palabras del investigador Javier Noya: «La mejor noticia para España es que no haya ninguna, porque cada vez que aparecemos es para que los medios de comunicación nos estigmaticen».