Laura Pollán, en una foto de archivo. - AP

Raúl Castro excarcelará a un preso político enfermo

Además, el gobierno cubano comunicó que acercará a otros seis prisioneros a centros penitenciarios de sus provincias

EFE
Actualizado:

El Gobierno de Cuba comunicó hoy a la Iglesia Católica que otorgará licencia "extrapenal" al preso político Ariel Sigler, cuyo estado de salud es muy grave, y que mañana sábado acercará a otros seis prisioneros a centros penitenciarios de sus provincias. Los presos que serán trasladados a sus provincias de residencia son los disidentes Héctor Fernando Maceda, Juan Adolfo Fernández Sáinz, Omar Moisés Ruiz Hernández, Efrén Fernández Fernández, Jesús Mustafá Felipe, Juan Carlos Herrera Acosta, según informó el Arzobispado de La Habana en una nota de prensa divulgada hoy. Tanto Sigler como estos seis prisioneros son miembros del llamado Ggrupo de los 75 disidentes encarcelados y condenados en la represión de la conocida como "Primavera Negra" de 2003. Ariel Sigler Amaya, de 47 años y condenado a 20, se encuentra gravemente enfermo y padece una paraplejia. Actualmente se encuentra ingresado en el hospital "Julito Díaz" de la ciudad de La Habana. El anuncio de la licencia extrapenal para Sigler y el traslado de los otros seis presos supone un nuevo paso del Gobierno de Raúl Castro sobre los prisioneros políticos tras el proceso de diálogo iniciado en mayo con la jerarquía de la Iglesia católica cubana. La primera medida se produjo el 1 de junio con el acercamiento de seis disidentes presos a centros penitenciarios de sus provincias. El pasado 19 de mayo el presidente Raúl Castro se reunió durante cuatro horas con el arzobispo de La Habana, Jaime Ortega, y el presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, Dionisio García, en un encuentro en el que hablaron sobre los presos políticos entre otros asuntos.El marido de la líder de las Damas de Blanco, entre los desplazados Otro de los presos que serán trasladados, Héctor Maceda, es el marido de la líder de las Damas de Blanco, Laura Pollán, quien agradeció hoy la mediación de la Iglesia Católica en favor de todos los prisioneros En declaraciones a Efe, Pollán expresó su alegría por el nuevo paso que suponen los traslados y especialmente la excarcelación de Ariel Sigler, uno de los más enfermos del grupo de los 75 disidentes presos desde la primavera de 2003. "Realmente estoy muy sorprendida porque a pesar de que hemos trabajado en esto de los traslados pensé que a Maceda (su esposo) no lo iban a trasladar", apuntó. Pollán insistió en señalar que "no esperaba" la noticia del acercamiento de Maceda a La Habana, quien cumple una condena de 20 años en una prisión en Villa Clara, pero dijo que le "alegra mucho" porque ahora él "podrá ver a sus nietos, incluso a uno que no conoce porque es muy pequeño". "Me alegro y parece que vamos empezar ya a tener cosas objetivas, la excarcelación de Ariel sobre todo, que es de los más enfermos, tanto lo necesita y así podremos salvar la vida de Guillermo Fariñas", quien realiza una huelga de hambre y de sed desde hace más de cien días. Julia Núñez, otra de las Damas de Blanco y esposa de Adolfo Fernández Saínz, condenado a 15 años y cuyo traslado ha sido también anunciado, dijo que está "muy contenta" porque "ya hay un paso positivo más". No obstante dijo que para ella "la meta final" es que a su esposo "lo pongan en su casa, aquí en la calle Belascoaín" de La Habana. Las Damas de Blanco son familiares de los disidentes encarcelados en la Primavera Negra de 2003 y desde hace años realizan marchas pacíficas los domingos en La Habana, vestidas de blanco y portando gladiolos en las manos, para exigir su liberación.