El presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, recibe a su homólogo surcoreano, Jae-in - EFE

Trump dice que su cita con Kim Jong-un podría tener lugar «más tarde» del 12 de junio

Lo ha afirmado en declaraciones a los periodistas al recibir en la Casa Blanca al presidente surcoreano, Moon Jae-in

CORRESPONSAL EN WASHINGTONActualizado:

La celebrada posibilidad de Trump de hacer historia y compartir una cumbre con el dictador norcoreano, Kim Jong-un, se encuentra más en entredicho que nunca. El presidente estadounidense admitió este martes que la cita de ambos líderes, prevista el 12 de junio en Singapur, «puede que no se celebre». Donald Trump lanzó esta declaración delante de su homólogo de Corea del Sur, Moon Jae-In, seguramente el más interesado en que tenga lugar de todos los actores que interpretan el nuevo episodio de búsqueda de la paz en la península coreana.

Recostados ambos sobre los sillones del Despacho Oval, las diferencias de criterio no pudieron ser más acusadas, entre dos presidentes de países aliados. Por una vez un mucho tiempo, Trump cambió el optimismo sobre su encuentro con Kim Jong-un por palabras que dan por hecho un «probable retraso» de la cita, aunque nunca de una suspensión.

El principal motivo que alegó inquilino de la Casa Blanca es su disgusto por el cambio de tono del dictador norcoreano en su ofrecimiento de un acuerdo para desnuclearizar los dos países coreanos. Un giro que Trump atribuyó a la última entrevista entre Kim Jong-un con el presidente chino, XI Jinping, quien «no ha influido positivamente esta vez». Aunque a renglón seguido afirmó: «No quiero culpar a nadie».

El acercamiento que emprendió Pyongyang hace dos meses, que ha permitido albergar esperanzas de una negociación fructífera, ha tornado en recelo y frialdad las últimas tres semanas. Fue la advertencia del régimen de que no habría acuerdo «sólo con una simple renuncia unilateral» a sus aspiraciones nucleares, la que devolvió todo el escepticismo al propio Trump.

Aunque este martes el presidente surcoreano se esforzaba en dar normalidad al proceso y apelaba al «liderazgo» del presidente norteamericano, el hecho es que la celebración de la entrevista, en la fecha y el lugar acordados, está en el aire. No parece justificado el optimismo del Asesor de Seguridad Nacional surcoreano, quien aseguraba que «las posibilidades de que tenga lugar son del 99,9 por c iento».