Southampton recuerda en silencio la partida del Titanic hace 100 años
El Titanic partió del puerto de Southampton el 10 de abril de 1912 - afp

Southampton recuerda en silencio la partida del Titanic hace 100 años

Más de 500 vecinos de esta pequeña localidad británica fallecieron en el naufragio del transatlántico

southampton (reino unido) Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Con un minuto de silencio y el desfile de más de 600 niños con fotografías de las víctimas del Titanic, la ciudad inglesa de Southampton recordó hoy la partida hace cien años desde su puerto del trágico transatlántico.

La ceremonia recordó a los más de 500 vecinos de Southampton que murieron en el famoso accidente marítimo y comenzó a las 12.30 hora local (11.30 GMT), la misma en que el Titanic inició su fatídico viaje el 10 de abril de 1912.

Además, un barco salió para recorrer en su puerto el mismo trayecto que el Titanic mientras en esta tranquila ciudad inglesa se guardaba un minuto de silencio para recordar a las 1.500 víctimas del accidente.

Las autoridades aprovecharon además la fecha para inaugurar el museo SeaCity, que contiene una sección permanente dedicada al transatlántico que se hundió cinco días después de su partida con destino a Nueva York a causa de la colisión con un iceberg.

El museo, que ha costado 15 millones de libras (18 millones de euros), explica, a través de la historia de algunos miembros de la tripulación, la importancia que el hundimiento tuvo para esta ciudad inglesa, que cuenta con el mayor número de monumentos dedicados al Titanic.

La mayoría de la tripulación era de Southampton

«Queríamos contar la historia de Southampton y el Titanic, sobre todo la historia de su tripulación, ya que nunca antes ha sido contada», explicó hoy Maria Newbery, comisaria de la exposición. De los 897 miembros de la tripulación del lujoso barco, la gran mayoría, 714, eran vecinos de Southampton.

A causa del hundimiento del Titanic tras su colisión contra un iceberg murieron 685 de sus tripulantes, de los que 538 estaban empadronados en esta tranquila ciudad inglesa.

Newbery recordó que tres cuartas partes de la tripulación eran vecinos de la ciudad y el hundimiento «afectó prácticamente a todo el mundo, quien no tenía un vecino, tenía un familiar o un amigo. Fue un tragedia para Southampton».

El museo SeaCity recrea cómo era la zona de la cubierta por la que paseaban los ricos viajeros de la primera clase, un camarote e incluso la sala de máquinas.

A través de fotografías, vídeos y sonido ambiente se muestra cómo era la vida de esta población portuaria hace cien años, y se aportan muchos detalles del variopinto pasaje y tripulación del transatlántico.