Siria condiciona su permiso a la misión de observadores a que la Liga Árabe levante sus sanciones
Un grupo de personas hacen cola para rellenar sus bidones de gasolina en una estación a las afueras de Damasco - reuters

Siria condiciona su permiso a la misión de observadores a que la Liga Árabe levante sus sanciones

La organización panárabe rechaza la contraoferta del régimen de Al Assad: «Sólo está perdiendo el tiempo y no quiere una solución

agencias
damasco / el cairo Actualizado:

El ministro de Exteriores sirio, Walid al Moallem, ha enviado una carta este lunes al secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Araby, en la que manifiesta el deseo de Siria de firmar el acuerdo alcanzado con este organismo para acabar con el conflicto en el país pero pide a cambio que una vez firmado se anulen las sanciones dictadas contra Damasco y se le reconozca nuevamente como estado miembro. Al Moallem ha indicado a Al Araby que «al Gobierno sirio le gustaría firmar el borrador de protocolo en Damasco en base al plan acordado con la Liga Árabe el 30 de octubre pasado en Doha y a las aclaraciones que Siria pidió» a este organismo, según ha informado la agencia oficial Sana.

La Liga Árabe ha rechazado, sin embargo, anular las sanciones económicas impuestas a Siria y se ha negado a dar un nuevo ultimátum a Damasco para que acepte la misión de observadores. Al Arabi ha explicado que la razón principal sería que el régimen de Al Assad ha planteado nuevas condiciones para la llegada de los citados observadores. «Siria sólo está perdiendo el tiempo y no quiere una solución», ha dicho una fuente diplomática citada por Efe que no quiso ser identificada.

Damasco había aceptado el pasado 2 de noviembre un plan de la Liga Arabe que contemplaba la retirada del Ejército de las ciudades, la liberación de los detenidos desde que comenzaron las protestas en marzo y el inicio de un diálogo con la oposición. Sin embargo, ante el incumplimiento de este compromiso y su negativa a firmar un protocolo para el envío de una misión de observación árabe, la Liga Arabe suspendió a Siria como miembro y posteriormente adoptó sanciones económicas contra el régimen de Al Assad. El ministro sirio defiende en su carta que «con la firma del protocolo, el Gobierno sirio considera que todas las resoluciones emitidas por el Consejo de la Liga Árabe en ausencia de Siria sean anuladas, incluidas la suspensión de su membresía y las sanciones impuestas contra ella».

Al Moallem ha pedido tabién a Elraby que informe al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, por escrito del acuerdo y de los «resultados positivos que se alcancen tras la firma del protocolo» y le pida que remita el mensaje a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU por vía oficial, informa Sana.

Más de 4.000 personas han perdido la vida en Siria desde que en marzo el régimen decidiera reprimir por la fuerza las protestas populares en demanda de reformas, según datos de la Alta Comisionada de la ONU de Derechos Humanos, Navi Pillay, para la que el país parece caminar hacia una guerra civil.