Sadiq Khan , a su llegada hoy al ayuntamiento de Londres AFP

Sadiq Khan, un socialista salido de los suburbios

Laborioso y discreto, se convirtió en el segundo político de origen pakistaní en el Gobierno

CORRESPONSAL EN LONDRESActualizado:

Sadiq Khan tiene 45 años y es bajo, moreno, de físico compacto y pelo gris tirando a blanco. Un tipo duro y hábil, que se curtió desde niño en un suburbio del Sur de Londres, en un bloque de viviendas de protección pública, a donde regresó con aire ya triunfador a darse un paseo en la víspera de las votaciones.

El nuevo regidor de Londres es hijo de una pareja de inmigrantes pakistaníes, él conductor de autobús durante 25 años y ella, costurera. Ambos sacaron adelante a ocho hijos.

Khan estudió en la escuela pública municipal y luego se graduó en leyes por un campus de poco fuste, la Universidad del Norte de Londres. Laborioso y discreto, se convirtió en el segundo político de origen pakistaní en el Gobierno, sirviendo bajo el premier Gordon Brown como secretario de Estado para las Comunidades y luego al frente de Transporte. Sadiq, casado, tiene dos hijas y es hincha del Liverpool, porque les pilló algo de tirria a los equipos londinenses por los ribetes racistas de los días del hooliganismo.

Se trata de un musulmán practicante, y por tanto abstemio. Sabe boxear, al igual que todos sus hermanos. Ha contado que el arte de los puños le hizo falta para protegerse de ataques xenófobos en el barrio del Sur de Londres donde se crio y todavía vive, Tooting. El año pasado completó la maratón de Londres. Hasta los 24 años durmió en una litera, en una habitación compartida de un piso de tres estancias donde vivían diez personas.

Socialista fabiano, ha moderado su discurso en campaña.