Los presos saharauis pactan dejar la huelga de hambre
El preso Ali Salem Tamek, el año pasado en El Aaiún / LUIS DE VEGA

Los presos saharauis pactan dejar la huelga de hambre

Los siete activistas fueron detenidos por ser recibidos por Argelia y el Polisario

LUIS DE VEGA | RABAT
Actualizado:

Los cinco presos saharauis que llevan 40 días en huelga de hambre en Marruecos —un sexto se unió hace tres semanas— tienen pensado abandonar su protesta en las próximas horas, según ha podido saber ABC de fuentes cercanas a este grupo en el penal de Salé, junto a Rabat.

Esta decisión sería el primer paso de un acuerdo alcanzado con las autoridades del reino alauí. Durante el fin de semana este pacto se daba por cerrado salvo sorpresas de última hora.

No se descarta que los seis sean puestos en libertad en los próximos días y su proceso quede aparcado en una especie de limbo jurídico como en el caso de la militante islamista Nadia Yasín, por quien intercedió Estados Unidos. Los presos saharauis podrían además retomar sus actividades en las organizaciones humanitarias y a favor de la autodeterminación.

El grupo está integrado por Ali Salem Tamek, Brahim Dahane, Ahmed Naciri, Yahdih Ettarouzzi, Rachid Sghayer y, el que se unió a la propuesta más tarde, Saleh Lebaihi. Una mujer, Dejga Lachgar, fue puesta en libertad condicional hace varias semanas por problemas de salud.

Lachgar completaba el grupo de siete detenidos el pasado 8 de octubre en el aeropuerto de Casablanca tras haber visitado Argelia y los campamentos de Tinduf.

Visitas de ONG

En los últimos días los han podido visitar dos organizaciones marroquíes de derechos humanos, la OMDH y la AMDH. Esta última se ha dirigido al primer ministro, Abbas El Fassi, para que impulse el diálogo sobre las demandas «legítimas» de los presos para evitar una «tragedia».

Marruecos los encarceló, los acusó de alta traición y se encuentran a la espera de ser presentados ante un tribunal militar. El pasado 18 de marzo los presos se pusieron en huelga de hambre para exigir la libertad o la celebración inmediata del proceso.

El abogado marroquí Mohamed Sebbar y media docena de letrados saharauis que asisten al grupo alertaron la semana pasada del deterioro de la salud de los presos. El ministro de la Comunicación, Khalid Naciri, opina que la huelga es un «chantaje» y que se ha abierto un proceso judicial, según dijo a Afp.

La salud de Tamek, Dahane y Naciri es la más delicada, según los testimonios de los que han podido visitarles en los últimos días.