Los palestinos aseguran que están a dos votos de lograr la mayoría en el Consejo de Seguridad
El presidente de la ANP, Mahmud Abbás - ap

Los palestinos aseguran que están a dos votos de lograr la mayoría en el Consejo de Seguridad

La ANP necesita nueve votos, pero EE.UU. está decidido a vetarlo por lo que la votación quedaría sin efecto

Jerusalén Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El ministro de Asuntos Exteriores de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Riad Malki, ha revelado que los palestinos están a dos votos de obtener la mayoría necesaria en el Consejo de Seguridad, lo que forzaría a EE.UU. a ejercer el veto para frenar la admisión de Palestina.

El jefe de la diplomacia de la ANP aseguró que cuentan con siete apoyos después de que Gabón, miembro no permanente del Consejo de Seguridad, ha resuelto votar a favor de la solicitud de admisión.

Asimismo, la Organización para la Cooperación Islámica ha prometido hablar directamente con otros miembros del Consejo para garantizar el apoyo de un total de nueve miembros, añadió en una entrevista con la emisora «Voz de Palestina».

«El tener esos nueve votos podría cerrar el camino a Estados Unidos», manifestó Al-Malki, antes de confiar en que esa situación deje a Washington frente al dilema de que el único impedimento a la aprobación sea su veto.

EE.UU. ya ha anunciado sus intenciones de ejercer su derecho de veto -reservado a los cinco miembros permanentes- en caso de que llegue al máximo órgano decisorio la demanda palestina en busca de reconocimiento internacional, porque la considera perjudicial para el proceso de paz con Israel.

Pero prefiere que la petición sea rechazada por otros miembros, o por lo menos que no obtengan los nueve votos necesarios, para no tener que jugarse su reputación y sus relaciones con el mundo árabe.

Presión sobre Estados Unidos

«El estatus diplomático de Estados Unidos se verá afectado, primero como mediador en el conflicto (palestino-israelí) y después en el mundo árabe», reconoció a Efe un alto funcionario del Gobierno israelí que pidió el anonimato.

Según esta fuente, la postura palestina es una «afrenta» a Washington porque pone de manifiesto su negativa «a ir en sintonía con la estadounidense hacia una fórmula de compromiso», y con ello «los palestinos se pegan un tiro en su propia pierna porque no es que (en el futuro) vayan a cambiar de mediador».

El presidente de la ANP, Mahmud Abbás, notificó el lunes al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, sus intenciones de presentar el viernes, tras su discurso en la Asamblea General, una solicitud de adhesión como estado miembro de pleno derecho.

El procedimiento establecido para que un país sea admitido como nuevo estado miembro estipula que tras presentarse la solicitud formal a la Secretaría General, nueve de los quince miembros del Consejo de Seguridad deben apoyarlo, entre ellos los cinco permanentes (EE.UU., Rusia, China, Francia y Gran Bretaña).

En el improbable caso de que prospere la propuesta, el Consejo de Seguridad recomendaría entonces a la Asamblea General debatir la incorporación del nuevo miembro, para lo que se requiere la aprobación de dos tercios de la cámara.