Un hombre toma fotos de las casas destruidas en Al Bab
Un hombre toma fotos de las casas destruidas en Al Bab - AFP

Daesh responde a la pérdida de Al Bab con un doble atentado suicida en la ciudad siria

Entre las 61 víctimas mortales había civiles que esperaban desde hacía meses el final de los combates para regresar a sus casas

Corresponsal en JerusalénActualizado:

Menos de 24 horas después de que Turquía anunciase que el Ejército Sirio Libre (ESL) se había hecho con el control del centro de Al Bab, dos atentados suicidas del grupo yihadista Daesh causaron al menos 61 muertos en los alrededores de esta ciudad siria situada a 30 kilómetros de la frontera turca.

Después de cuatro meses de combates el ESL, en realidad se trata de una serie de brigadas armadas y entrenadas por Ankara, logró expulsar a los seguidores del «califa» de su último bastión en la provincia de Alepo, pero estos volvieron a demostrar que, pese a la pérdida de terreno, siguen siendo una amenaza.

El primer kamikaze se inmoló en un puesto de control de los rebeldes sirios y asesinó al menos a 53 personas. La segunda explosión se produjo pocas horas más tarde y hubo ocho muertos, según informaron activistas locales citados por la cadena Al Yasira.

Ejército turco

Entre las víctimas hay un número importante de civiles que esperaban desde hacía meses el final de los combates para poder regresar a sus casas y no dudaron en volver en cuanto se anunció el final del «califato».

El Ejército turco está desplegado en la zona y combate junto a los opositores sirios con el objetivo de crear una zona de seguridad a lo largo de su frontera.