Boris Johnson y Emmanuel Macron en París
Boris Johnson y Emmanuel Macron en París - AFP

Macron no ve posible renegociar el acuerdo de Brexit con Boris Johnson

El mandatario francés dice que «no habrá un nuevo acuerdo de salida dentro de 30 días»

ABC-AFP
Actualizado:

El primer ministro británico, Boris Johnson, se ha reunido este jueves en París con el presidente francés, Emmanuel Macron, quien ha reafirmado el rechazo de Francia ante las demandas de renegociación del Brexit. Johnson ha dicho que ya se ha realizado una gran cantidad de trabajo para garantizar que la transición del 31 de octubre sea lo más fluida posible. Añadió que quiere asegurarse de que «todo el trabajo necesario restante se realice antes de finales de octubre».

Por su parte, Macron ha repetido lo dicho ayer por Angela Merkel, «que la gente no esperará hasta el 31 de octubre para encontrar una solución». Macron añadió que Michel Barnier, el principal negociador de Brexit de la UE , participará en las conversaciones. «Si hay buena voluntad en ambos lados, podría haber una solución».

El mandatario francé fue muy claro en que se necesitaba un mecanismo para proteger el proceso de paz de Irlanda del Norte y la integridad del mercado único, y dijo que cualquier versión del acuerdo de retirada elaborado por Johnson en los próximos 30 días podría ser aceptable para la UE ya que sería muy similar al que ya está sobre la mesa.

A principios de la semana, Johnson instó a los países de la UE a reanudar la negociación. «Quizá podamos lograrlo en los próximos 30 días, ¿por qué no?», declaró la canciller.

Por el contrario, Macron dijo el miércoles que «la renegociación en los términos propuestos por los británicos no es una opción, y esto siempre lo ha dicho claramente el negociador de la UE Michel Barnier». «Estoy esperando las aclaraciones de Boris Johnson», dijo el presidente francés, mientras deseaba que las conversaciones con Londres sobre el Brexit sean «lo más amigables y fraternales» posibles. Macron dijo que un «Brexit duro», sin un acuerdo antes del 31 de octubre, «sería responsabilidad del gobierno británico», que «siempre tiene la posibilidad hasta el último segundo de retirar el Artículo 50», sobre el cual descansa el Brexit. El Elíseo, que insiste en que «hoy, el escenario central del Brexit es el del no deal», afirma que incluso en tal caso, la factura de 43 mil millones de euros que Londres aún debe a la Unión Europea continúa pendiente. Las discusiones sobre una salida negociada del Reino Unido del bloque comunitario tropiezan en el mecanismo llamado «salvaguarda irlandesa», previsto en el acuerdo que cerraron Londres y la UE.

Esta controvertida disposición es un dispositivo de último recurso para asegurar que, si no se encuentra una solución mejor, no se vuelva a instaurar una frontera física entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda. El mecanismo tendría como consecuencia el mantenimiento del conjunto del Reino Unido dentro de la Unión aduanera con los países de la UE hasta que las dos partes encuentren una solución para definir su futura relación post-Brexit, en un plazo de unos dos años.