Cubanos radicados en el estado de la Florida en EE.UU.
Cubanos radicados en el estado de la Florida en EE.UU. - ABC

¿Qué es la ley Helms-Burton y cuáles serán sus consecuencias para EE.UU., Cuba y la UE?

Ese título se creó para que los estadounidenses (incluídos cubanos nacionalizados) pudieran demandar ante tribunales de EE.UU. a las compañías que les fueron expropiadas tras la Revolución liderada por Fidel Castro

Actualizado:

El Gobierno de Donald Trump anunciará este miércoles la entrada en vigor del Título III de la ley Helms-Burton, lo que endurecerá el embargo a Cuba y permitirá reclamar propiedades expropiadas por la Revolución cubana, pese a la oposición de España y otros países de la Unión Europea (UE).

Estas son las seis claves de la activación de parte de la legislación Helms-Burton, también conocida como «Ley Libertad» y que ya en 1996 endureció el cerco comercial a la isla:

¿Qué es el título III?

El Título III está incluido en la legislación Helms-Burton, bautizada así por los nombres de sus impulsores, los senadores Jesse Helms, del Partido Republicano, y el demócrata Dan Burton.

Ese título se creó para que los estadounidenses, incluidos los cubanos nacionalizados, pudieran demandar ante tribunales de EE.UU. a las compañías que supuestamente se estaban beneficiando de propiedades en Cuba que les fueron expropiadas tras la Revolución liderada por Fidel Castro en 1959. Además, el Gobierno de Trump ha amenazado con implementar el Título IV, que restringe la entrada a EE.UU. de quienes hayan confiscado propiedades de estadounidenses en Cuba o que hayan traficado con dichas propiedades.

¿Por qué aún no ha entrado en vigor?

El entonces presidente de EE.UU., el demócrata Bill Clinton (1993-2001), firmó en 1996 la ley Helms-Burton y permitió su entrada en vigor, pero decidió suspender los Títulos III y IV.

Desde Clinton, todos los presidentes de EE.UU. han enviado al Congreso una notificación cada seis meses para impedir la entrada en vigor de esas medidas, pero Trump rompió con esa tendencia y acortó el tiempo de suspensión de seis meses a 45 días, luego a un mes y, posteriormente, a dos semanas.

La última suspensión de dos semanas se extiende desde el 18 de abril hasta el 1 de mayo, momento en el que entrarán en vigor los Títulos III y IV, dijeron a Efe fuentes del Gobierno.

Por otro lado, cuando esa norma se aprobó hace más de dos décadas el bloque europeo y otros países con intereses empresariales en la isla expresaron una feroz oposición porque temían que sus compañías fueran demandadas en EE.UU.; y, por ello, la Unión Europea (UE) denunció a Washington ante la Organización Mundial del Comercio (OMC). La UE suspendió el procedimiento contra EE.UU. en mayo de 1998 tras alcanzar un acuerdo político con Clinton, que se comprometió a congelar cada seis meses la activación de esas medidas.

¿Podría volver a haber un litigio en la OMC?

La alta representante para la Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, y la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, enviaron el 10 de abril una carta al secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, para avisarle de que podrían reactivar su demanda ante la OMC, según el diario The Wall Street Journal.

En la misiva, recogida por el periódico, las diplomáticas advertían de que si EE.UU. aplicaba por completo la ley Helms-Burton, entonces la «UE se verá obligada a usar todos los métodos a su disposición», incluida la vía judicial en la OMC, con el objetivo de defender sus negocios en Cuba.

Pero, ¿el título III no había entrado ya en vigor?

En marzo, EE.UU. tomó un paso sin precedentes al implementar de manera parcial el Título III. En concreto, Washington estableció que los cubano-estadounidenses podían demandar a las más de 200 compañías cubanas incluidas en una «lista negra» del Departamento de Estado, aunque los conglomerados extranjeros seguían exentos.

Expertos consultados por Efe aseguraron que desde que comenzaron a permitirse esas demandas hace más de un mes no hay constancia de que se haya presentado ninguna.

¿Cómo podría afectar esto a las empresas españolas?

El impacto podría sentirse con fuerza en el grupo Meliá, con sede en España, que tiene una gran presencia en Cuba y cuyos directivos podrían afrontar dificultades para entrar en EE.UU. como consecuencia del Título IV, dijo hoy a Efe Robert Muse, un abogado experto en la legislación estadounidense sobre la isla.

No obstante, los empresarios españoles en Cuba están, por su arraigo y experiencia en el país, preparados para resistir un endurecimiento del embargo de EE.UU., aseguró este mes a Efe en La Habana el presidente de la Asociación de Empresarios de España en Cuba (AEEC), Xulio Fontecha.

La AEEC es la única asociación de empresarios extranjeros que existe en Cuba y representa a más de 200 firmas radicadas en el país caribeño, entre ellas gigantes hoteleros como Meliá o Iberostar, con importantes contratos de gestión de instalaciones.

¿Qué cálculo político hace Trump con estas medidas?

Los exiliados cubanos de clase alta, muchos de los cuales ahora son ciudadanos de EE.UU. y viven en Miami (Florida), celebraron este mismo martes la decisión de Trump, pues tienen la esperanza de poder recuperar las fortunas que les fueron expropiadas tras la Revolución cubana, hace 60 años.

Trump tiene la vista puesta en las elecciones presidenciales de 2020 y su decisión de activar los Títulos III y IV le asegura el voto cubano de la Florida, un estado con un gran peso en los comicios estadounidenses y que el mandatario ya se llevó en las elecciones de 2016.