Manifestantes ayer a las afueras del Tribunal Supremo en favor de Leopoldo López
Manifestantes ayer a las afueras del Tribunal Supremo en favor de Leopoldo López - REUTERS

Leopoldo López aún debe esperar diez días hábiles para el dictamen de su apelación

En la vista de su juicio el líder reiteró su inocencia y asumió la responsabilidad de pedir la salida de Nicolás Maduro

CARACASActualizado:

El líder opositor Leopoldo López aún debe esperar 10 días hábiles para que la Corte de Apelaciones de Caracas dicte su veredicto sobre la vista de la audiencia que se celebró este viernes, en la que el acusado reiteró su inocencia y asumió la responsabilidad de haber convocado las protestas para pedir constitucionalmente la salida de Nicolás Maduro.

La defensa, según su abogado Juan Carlos Gutiérrez, cuenta con que la justicia venezolana haga valer los testimonios y pruebas de su inocencia para fallar a favor de su libertad tras haber sido condenado a casi 14 años de prisión.

Gutierrez denunció que la audiencia de apelación se realizó de manera irregular, ya que fue a puerta cerrada y restrictiva en lugar de ser pública. La Corte de Apelaciones prohibió la presencia del asesor de López, el exministro y jurista español Alberto Ruiz-Gallardón.

Tampoco se permitió el ingreso del presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, ni compañeros de Voluntad Popular, partido fundado por López, previamente admitidos en la lista de observadores. Pero si se permitió que la sala del tribunal estuviese copada por militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), lo que reflejó el desequilibrio del sistema de justicia bolivariano.

El diputado Ramos Allup dijo que fue una «tontería» impedir el acceso los abogados internacionales. «Ha habido muchas demoras por unas y otras razones y hoy afortunadamente se está haciendo la audiencia. Pero no darle acceso a la sala a una audiencia que es pública a todas las partes me parece una tontería, termina siendo más noticia el impedimento que la permisión del acceso mismo».

Ruiz-Gallardón, dijo que el proceso del líder opositor venezolano «ha vulnerado todos los principios de un estado de derecho».

«No ha habido ninguna tutela judicial efectiva ni se han seguido los procedimientos que establece la ley, ni siquiera ha tenido el derecho a un juicio imparcial», declaró Ruiz-Gallardón tras quedarse fuera de la audiencia de apelación. A López sólo se le ha permitido estar acompañado de su madre, su hermana y sus abogados.

La audiencia de apelación se prolongó por más de doce horas. Leopoldo López declaró ser inocente de todos los cargos que le imputa el Ministerio Público, «delitos de incendio, daños y asociación para delinquir».

«Asumo mi responsabilidad plena de haber denunciado al Estado venezolano como corrupto, ineficiente, antidemocrático y agresor, como lo es mi derecho constitucional», dijo López, según publica el diario El Nacional citando unas grabaciones que circulan en la red social Twitter.

El político aseguró ser responsable de incentivar a los ciudadanos a soñar con un mejor país. «La Constitución establece los mecanismos para construir ese cambio», declaró.

Un escarabajo como mascota

El concejal de Voluntad Popular, Rafael del Rosario, dijo que pudo conversar con López durante el receso de la vista en el tribunal. «Me impresionó la fuerza espiritual que tiene», comentó en su cuenta en Twitter. Así, afirmó que vio «flaco pero fuerte» a López y detalló que ante la negativa a introducir libros en la celda, el opositor «tiene un escarabajo de mascota».

Por su parte, Lilian Tintori, esposa de López, denunció en Twitter que la audiencia no fuera pública como marca la ley y confió en que pronto se haga justicia y su marido quede libre.