Francisco de Andrés

Khashoggi en los altares

El galardón concedido por la revista «Time» al saudí asesinado, cercano al terrorismo de Hamas, es un solemne disparate

Francisco de Andrés
Actualizado:

El proverbio dice que el infierno está empedrado de buenas intenciones. Y a esa calzada habrá que incorporar a partir de ahora la decisión de la revista Time de nombrar al malogrado periodista saudí Jamal Khashoggi «personaje del año», galardón que comparte con otros profesionales de la información «que lucharon por narrar la verdad hasta sus últimas consecuencias».

Nada puede justificar el triste final en Estambul del conocido disidente saudí. Jamal Khashoggi fue víctima de un asesinato de Estado macabro y chapucero hasta el extremo, que solo se explica desde la autocomplacencia de un régimen autócrata que se considera blindado por su potencial económico y geopolítico. Pero de ahí a considerar al exenemigo declarado del Hederedero saudí como héroe de

Francisco de AndrésFrancisco de AndrésRedactorFrancisco de Andrés