Las «mentiras» de las donaciones a la hambruna de Somalia
Dos mujeres llevan a sus hijos hasta un centro médico en Mogadiscio - AP

Las «mentiras» de las donaciones a la hambruna de Somalia

De los 351 millones de dólares anunciados ayer por la Unión Africana, 300 provienen del Banco Africano de Desarrollo, por lo que su desembolso se postergará en un plazo de cuatro años. Más de 1.400 millones son necesarios.

NAIROBI Actualizado:

Desastre y oportunidad perdida. Así se puede calificar la cumbre de donantes, iniciada ayer por la Unión Africana, y que debía servir de panacea a la hambruna que asuela Somalia. Sobre todo, ante las dudas que ofrece el origen de las dádivas prometidas.

De los 351 millones anunciados por la UA, 300 provienen del Banco Africano de Desarrollo, por lo que serán desembolsados en plazos que se alargarán, posiblemente, durante cuatro años. Mientras, el resto de emolumentos -51 millones- ya habían sido prometidos con anterioridad en diversas campañas de captación de fondos.

Por ello, pese a los fuegos de artificio del organismo, la mezquindad es absoluta ante los más de 1.400 millones requeridos. De los 54 Estados con los que cuenta la UA, tan solo 21 han realizado algún tipo de promesa en forma de “limosna”, siendo una tercera parte de estas concesiones -20 millones- realizada por tan solo tres países: Angola, Argelia y Egipto.

Nigeria limitará su ayuda a 2 millones; Sudáfrica a 10

El caso de las potencias regionales es aún más sangrante: Nigeria tan solo limitará su ayuda a 2 millones, mientras que Sudáfrica a 10. La situación, sin embargo, estaba en preaviso, ante un encuentro al que solo acudieron cuatro cuatro jefes de Estado: el primer ministro etíope, Meles Zenawi; el presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema; así como sus homólogos somalí, Sharif Sheikh Ahmed, y yibutí, Ismail Omar Guelleh.

Pero ante esta apatía de prioridades por parte de los gobiernos locales, es el sector privado quien parece alzar su voz contra la hambruna. Al menos en Kenia.

En los últimos días la iniciativa “Kenyans for Kenya” -una campaña que recoge donaciones a través del teléfono móvil- ya ha recaudado más de 4 millones de dólares. Eso sí, solo para la sequía del norte del país. No es plan de compartir las limosnas.