Los estudiantes salieron a las calles de Argelia para protestar contra el presidente
Los estudiantes salieron a las calles de Argelia para protestar contra el presidente - EFE

Los estudiantes se ponen al frente de la protesta contra Buteflika

Miles de jóvenes claman en Argel contra la extensión del mandato del líder enfermo

Actualizado:

Miles de estudiantes se manifestaron ayer en Alger, y en otras ciudades de Argelia, para denunciar una «artimaña» de Abdelaziz Buteflika para mantenerse en el poder, después de que el presidente, que lleva veinte años ostentado el cargo, anunciara que retiraba su candidatura a un quinto mandato y posponía las elecciones presidenciales de abril, sin determinar una nueva fecha.

«¡Los estudiantes resisten a la prolongación del cuarto mandato!», gritaron los manifestantes, a los que se unieron los profesores, según pudieron constatar periodistas de AFP. Muchos esgrimieron numerosas banderas y desfilaron alegremente en las calles próximas a la Grande-Poste, un edificio emblemático del corazón de la capital argelina. «Pacífico, pacífico», gritaron también, retomando una de las consignas de las protestas, que empezaron el 22 de febrero para enfrentarse a la voluntad del presidente Buteflika de postularse para un quinto mandato en las elecciones presidenciales del país, en un primer momento planeadas para el 18 de abril.

«Sin artimañas, Buteflika», gritaron los estudiantes argelinos, que se manifestaron ayer por tercer martes consecutivo, después de que las redes sociales llamaran a una nueva jornada de movilizaciones tras el «mensaje a la nación» que hizo Buteflika durante la tarde del lunes en la televisión nacional.

Nueva «artimaña»

Enfrentado a una protesta inédita desde que fue por primera vez elegido, hace ya veinte años, el jefe de Estado argelino anunció que renunciaba a aspirar a un quinto mandato y posponía sin fecha las elecciones presidenciales el lunes. En consonancia con esa decisión, Buteflika prolongaba su mandato hasta unas futuros comicios con una fecha que será fijada por una «Confererencia nacional», cuyos trabajos espera que se terminen «antes del final del año».

«Es una artimaña para ganar tiempo, para intentar frenar el movimiento, para tener el tiempo de llevar a una marioneta como presidente», explicó a AFP Amel, un estudiante de matemáticas e informática de Argel. «Buteflika se ríe de nosotros. Desde el principio, quería prolongar su mandato. Tuvo lo que quería de manera ilegal», señaló Ghania Bellal, de 19 años.

Bandera de las protestas en las redes sociales, en numerosas pancartas, durante las manifestaciones anteriores, se podía ver un «5» rodeado y tachado en rojo, para expresar el rechazo al quinto mandato. Ahora, el número elegido es un «4+», una forma de denunciar la prolongación del cuarto mandato de Buteflika, que finaliza el próximo 28 de abril.

En la plaza Audin, no lejos de la Grande-Poste, los estudiantes recubrieron un muro con pensamientos, eslóganes y reivindicaciones, de carácter cómico, reivindicativo o poético, con papeles de varios colores: «[Gobierno de] 40 ladrones vs. 40 millones [de habitantes]», «10 años de década negra [de guerra civil] + 20 años de Butef = juventud perdida», «el sistema, le echamos por la puerta, vuelve por la ventana».

Los estudiantes también se movilizaron en el resto de Argelia, sobre todo en Constantine, la tercera ciudad del país, donde cerca de un millar de ellos desfiló con los profesores, según un periodista loca. O también en Bugía, una gran ciudad de Kabilia, en el norte, donde eran varios miles, según un estudiante. En Anaba, en el noreste, varios centenares de estudiantes desfilaron.

Críticas a Francia

A nivel internacional, Francia, la antigua potencia colonial, felicitó ayer, a través de la voz del presidente Emmanuel Macron, la decisión del «presidente Buteflika», pidiendo «una transición de una duración razonable». Esta reacción fue mal acogida por los estudiantes de Argel, como se podía leer en varios de los papeles con mensajes que pusieron en las calles: «Francia, tuvimos nuestra independencia solos, vencimos al terrorismo solos, aldremos del sistema solos» o «Francia y demás países: si apoyáis al mal, sois el mal».

La movilización estudiantil es el primer indicador de que el anuncio de Buteflika no es suficiente para los ciuadanos. El verdadero desafío a su poder puede producirse el viernes, día elegido para las grandes manifestaciones desde hace casi tres semanas.