AFP

Los ejércitos de EE.UU. y Colombia advierten a Maduro de que actuarán para proteger a los civiles

El comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Luis Navarro, y el almirante al mando del Comando Sur de Estados Unidos, Craig Faller, han hecho el anuncio

WashingtonActualizado:

El comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Luis Navarro, y el almirante al mando del Comando Sur de Estados Unidos, Craig Faller, han advertido conjuntamente al régimen de Nicolás Maduro de que si agrede a los civiles que van a introducir en Venezuela la ayuda humanitaria el sábado 23 de febrero, el deber de ambos ejércitos será «proteger a la población civil».

Así se han pronunciado durante una reunión mantenida este miércoles en Florida, sede del Comando Sur norteamericano, división del Pentágono que abarca América del Sur y Central, además del mar Caribe.

«Este es un mensaje para los militares venezolanos: se les considerará responsables de sus acciones. Hagan lo correcto. Salven a la gente en su país», dijo Faller.

Navarro añadió que Colombia espera que «las Fuerzas Armadas venezolanas protejan a su pueblo» y advirtió de que si no sucede así, «el ejército colombiano tiene una logística instalada para atender cualquier situación de riesgo con la población civil». Es de hecho Navarro quien ha respondido a la pregunta de los periodistas de cuál es su plan si el ejército venezolano reprime por la fuerza la distribución de ayudas: «Proteger a la población civil».

Juan Guaidó, el presidente encargado de Venezuela -reconocido por el grueso de la comunidad internacional a excepción de Rusia, China, México y los aliados del chavismo como Cuba, Nicaragua y Bolivia- ha marcado el sábado 23 de febrero como la fecha para el ingreso de ayuda humanitaria en Venezuela, distribuida desde tres puntos en Colombia, Brasil y la isla antillana de Curazao.

El transporte de esa ayuda -cientos de toneladas de alimentos, medicinas y productos de higiene- se ha efectuado por cientos de soldados en puentes aéreos establecidos para tal fin.

Antes de recibir al militar de mayor rango de Colombia, el almirante norteamericano Faller ha visitado Brasil y Curazao, donde ha coordinado los esfuerzos de entrega de alimentos, que correrán a cargo de civiles: voluntarios, oenegés y organizaciones cristianas.