Brett McGurk, habla durante una conferencia de prensa en Amman
Brett McGurk, habla durante una conferencia de prensa en Amman - AFP

Dimite el enviado especial de EE.UU. para la lucha contra Daesh

Brett McGurk dimitió ayer en protesta por la decisión de Donald Trump de retirar los 2.000 soldados norteamericanos destinados a Siria

WashingtonActualizado:

El enviado especial de EE.UU. a la coalición contra el Estado Islámico, Brett McGurk, dimitió ayer en protesta por la decisión de Donald Trump de retirar los 2.000 soldados norteamericanos destinados a Siria. McGurk fue elegido por Barack Obama para el puesto y era uno de los últimos altos funcionarios heredados de la anterior Administración.

La salida del Gobierno de este respetado diplomático llega apenas dos días después de la dimisión del secretario de Defensa, el general Jim Mattis. La decisión del presidente de replegar los 2.000 soldados norteamericanos en Siria y al menos la mitad de los 15.000 apostados en Afganistán ha provocado una profunda insatisfacción en el Pentágono y el departamento de Estado.

McGurk, que dejará el puesto el 31 de diciembre, había forjado una serie de alianzas cruciales para EE.UU. en Oriente Próximo, pactando el apoyo de fuerzas kurdas y de la oposición siria a comandos norteamericanos que operan con extremada cautela dentro de Siria e Irak. Ha sido, además, un fiable interlocutor con los socios europeos de EE.UU.

En apenas dos años, la Administración de Trump ha registrado 275 bajas, una buena parte de ellas de elevado perfil, como dos jefes de gabinete del presidente o dos consejeros de Seguridad Nacional. Con McGurk abandona el Gobierno uno de los últimos funcionarios de consenso que no habían sucumbido a los recelos que despierta en Trump cualquiera que trabajara para Obama.