Canadá concede la residencia al sirio que pasó siete meses atrapado en el aeropuerto de Malasia

Hassan Al Kontar llegó a Vancouver después de que se le prohibiera viajar a Ecuador y Camboya

Toronto Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Hassan Al Kontar, un solicitante de asilo sirio que permaneció atrapado siete meses en el Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur, en Malasia, ha llegado al Canadá después de que se le denegara viajar a Ecuador y Camboya.

El sirio, de 37 años, residía en Emiratos Árabes Unidos cuando estalló la guerra en Siria, pero la Embajada siria en ese país no le renovó el pasaporte, por lo que fue deportado a Malasia en 2016, «uno de los pocos países que permiten la entrada de sirios sin visado», según ha indicado la agencia Reuters.

El pasado mes de febrero, Hassan intentó volar a Ecuador pero la aerolínea le denegó el embarque y poco después intentó lo mismo viajando a Camboya pero tampoco se le permitió entrar al país, por lo que fue deportado de nuevo a Malasia.

Durante los meses que ha pasado en la Terminal 2 del aeropuerto, Al Kontar ha intentado encontrar un país que le de un visado y la documentación necesaria para viajar.

Documentar su situación se tornó en «una necesidad», tal y como ha explicado a Reuters por teléfono, dado que muchos «viven en la oscuridad cuando se trata de la crisis de refugiados».

«Cuando nos dimos cuenta de su problema, de que estaba atrapado en el aeropuerto de Malasia y que no tenía adonde ir le dijimos: Hay espacio, podemos traerlo», ha indicado Shawkat Hassan, de la Asociación de Musulmanes de Columbia Británica. El papeleo llevó meses.

El lunes por la noche llegó al Aeropuerto Internacional de Vancouver. Ahora es un residente permanente dado que Canadá lo reconoce como refugiado. «En la vida real a veces hay momentos que son más bonitos que un sueño», ha aseverado a su llegada.

«Para mí caminar por la calle y respirar aire fresco no es normal: es el sonido y el olor de la libertad», ha destacado.