Las calles estallan en Argelia contra Bouteflika para pedir su retirada y la de su régimen militar

Violentos choques entre la policía y una marea de manifestantes con los ánimos muy calientes -un...

Actualizado:

Violentos choques entre la policía y una marea de manifestantes con los ánimos muy calientes -un viernes más- en Argelia. La crispación gana a la lluvia y el frío. Las calles están abarrotadas, banderas desplegadas por todas partes y hasta los niños se cuelan en esas marchas. Es el sentido de una ola de protestas que tiene una finalidad. Forzar la salida del régimen militar, dice un manifestante, aprovechando que está en sus horas más bajas. Con mensajes como "es hora de irse", reivindican su rechazo a las últimas maniobras del presidente Bouteflika. Cedió a no concurrir a las elecciones de abril tras la tensión que se había gestado en las calles. Abrió un periodo de transición y fue su as para contener tanta presión. Pero la tregua no ha durado mucho, porque lo hizo a costa de aplazar esa cita con las urnas y esto le ha explotado también en las calles. Voces que exigen su dimisión y una limpieza de las instituciones. Un manifestante desea "una republica saneada y con garantías". Otra, en cambio, es más contundente: quiere, además, que "quienes han corrompido el país, paguen".