REUTERS

Benjamin Herman, identificado como el atacante de Lieja

El hombre, de 36 años, había sido encarcelado por delitos comunes en la prisión de Lantin, cercana a la localidad donde se han producido los hechos

Actualizado:

Con el grito de «Allah Akbar» («Alá es grande», en árabe) que suele anteceder a la tragedia, un hombre que disfrutaba de un permiso penitenciario e identificado como Benjamin Herman ha arrebatado la vida a dos policías y a un transeúnte este martes en la localidad belga de Lieja. Los hechos se han producido en una zona céntrica de la ciudad. Ahora, los diarios del país comienzan a aportar los primeros datos sobre el autor de un suceso que se investiga como un atentado.

Herman inició el ataque por la espalda, empleando un cuchillo con el que agredió a los policías. Luego, logró arrebatar el arma a uno de ellos, y los disparó. El hombre fue abatido más tarde.

Herman había sido encarcelado por delitos comunes en la prisión de Lantin, cercana a Lieja. Nacido en 1982, sus compañeros presos le consideraban un tipo marginal y violento, informa «La Libre». Los investigadores tratan de aclarar si se radicalizó en la cárcel.